Partido Obrero (Argentina) | historia

Historia

Orígenes

En 1964 un grupo de jóvenes trotskistas se separa de Reagrupar (que a su vez era un desprendimiento del Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Argentina) y decide fundar la organización Política Obrera. Su caracterización contemplaba el agotamiento histórico del capitalismo y su tendencia a la catástrofe, sumadas al problema histórico de la crisis de la dirección revolucionaria del proletariado que León Trotsky había planteado en el Programa de Transición.

Historia electoral

Al finalizar la dictadura militar en 1983, la organización Política Obrera se convierte en partido y se presenta en las elecciones presidenciales de ese año con la fórmula Gregorio Flores - Catalina Guagnini, obteniendo un resultado de 13.067 votos (0,09%).

En las elecciones presidenciales de 2007, el partido consiguió 116.688 votos (0,61%).[11]

Durante el primer semestre de 2007, el PO participó, entre otras luchas, de los principales movimientos docentes, como en Neuquén, donde fue asesinado el docente Carlos Fuentealba, Salta, donde es el principal partido de oposición, y Santa Cruz. Dirigió la lucha del colegio secundario Carlos Pellegrini, interviniendo como presidencia del Centro de Estudiantes (FEL / PO e independientes) y dirección de la Asociación Gremial Docente, reclamando la democratización de los órganos de gobierno universitarios y un aumento de presupuesto para la Educación. En 2008 dirigió la lucha estudiantil del Colegio Nacional de Buenos Aires, desde la presidencia del Centro (FEL) obteniendo luego el primer Consejo Resolutivo preuniversitario, cabe destacar que durante diciembre de 2008 y abril de 2009 se desarrollaron las elecciones de los respectivos claustros de este consejo (Docentes, Estudiantes, Graduados y No Docentes), en las cuales los sectores de izquierda lograron la mayoría obteniendo 8 consejeros sobre 14, 3/8 por parte del claustro Docente, 3/4 por el claustro Estudiantil y 2/2 por el claustro de Graduados.[cita requerida]

El 20 de octubre de 2008 la Junta Electoral bonaerense declaró la caducidad de la personería jurídica del partido en la Provincia de Buenos Aires, al no haber alcanzado el 2% de los votos requeridos en las últimas dos elecciones, sin embargo, en las elecciones legislativas de 2009 presentó candidatos bajo el nombre alternativo de Política Obrera, obteniendo alrededor de 77.200 votos, lo que representó el 1,1% de los votos. En la ciudad de Buenos Aires consiguió 12.400 sufragios y el 0,7% de los votos. Su mejor rendimiento en estos comicios se dio en la provincia de Salta, obteniendo 35.163 votos y alcanzando el 7,32% de los sufragios[12]

En las elecciones legislativas de 2009 consiguió el 1,1 % de los votos en la Provincia de Buenos Aires.[cita requerida]

Para las elecciones de 2011 se unió al Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y a Izquierda Socialista (IS) formando el Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

En las elecciones de 2013 el FIT se consigue a nivel nacional un total de 1.200.000 votos aproximadamente consiguiendo así 3 diputados nacionales (Buenos Aires, Salta, Mendoza) algunos senadores y hasta concejales. Sin mencionar en Salta que el Partido Obrero ganó con un 27% de votos. Fueron electos como diputados nacionales Néstor Pitrola y Pablo López.[cita requerida]

Resumen electoral

Elecciones presidenciales
Año[13] Fórmula Primera vuelta Resultado Nota
votos % votos
1983 Gregorio Flores-Catalina Guagnini 13.067 0,09 No No electo (12°) Sin alianzas
1989 Jorge Altamira-Gregorio Flores 45.763 0,28 No No electo(8°) Sin alianzas
1995 Jorge Altamira-Norma Molle 32.299 0,19 No No electo (8°) Frente Unidad Trabajadora-Obrero
1999 Jorge Altamira-Pablo Rieznik 113.916 0,60 No No electo (6°) Sin alianzas
2003 Jorge Altamira-Eduardo Salas 139.402 0,72 No No electo (9°) Sin alianzas
2007 Néstor Pitrola-Gabriela Arroyo 116.688 0,61 No No electo (9°) Sin alianzas
2011 Jorge Altamira-Christian Castillo 503.372 2,30 No No electo (6°) Frente de Izquierda y de los Trabajadores
2015 Nicolás del Caño-Myriam Bregman 812.530 3,23 No No electo (4°) Frente de Izquierda y de los Trabajadores

Caso Mariano Ferreyra

Bandera de la movilización del 21 de octubre de 2010.

El 20 de octubre de 2010 un militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra, de 23 años, fue asesinado mientras apoyaba una protesta de empleados tercerizados que habían sido despedidos, resultado de un ataque perpetrado por gremialistas de la Unión Ferroviaria.[14]​ Al día siguiente se produjeron movilizaciones en los distintos centros políticos del país con una concurrencia aproximada de cien mil personas. Por este asesinato se encuentran encarcelados diez miembros de la Unión Ferroviaria, entre ellos su secretario general José Pedraza, acusado de liderar una asociación ilícita para perpetrar el crimen.

Crisis interna de 2019

A lo largo del 2019 se hizo pública una seria crisis al interior del partido que aún sigue en curso. La misma, que se basó principalmente, en cuestiones estratégicas de la etapa política se generó al quedar plasmadas en el Partido dos grupos, una encabezada por dirigentes históricos como Jorge Altamira y Marcelo Ramal, la otra conducida por otros dirigentes de larga trayectoria como Gabriel Solano, Néstor Pitrola y Romina Del Plá este grupo es el que detenta el control del Comité Central partidario durante ese año.[15]

La crisis tomó un punto álgido el 29 de junio, cuando el Comité Central (CC), integrado por, entre otros, Solano, Pitrola y Romina Del Plá emitió un comunicado publicado en su sitio web titulado "Altamira y su grupo rompen con el Partido Obrero".[15]

El 1 de julio el diario Página/12 publicó los documentos completos de ambas partes, incluyendo las 800 firmas de los militantes que adhirieron a la presentación de la fracción pública hasta esa fecha.[17]

La tensión aumentó en los siguientes días, el grupo oficial ofreció una conferencia de prensa el 3 de julio en la sede central partidaria, en tanto el grupo disidente lo hizo el día posterior en el salón de actos del Hotel BAUEN, un tradicional hotel porteño que tras una crisis fue ocupado por sus trabajadores y se mantiene funcionando como una cooperativa de trabajo. En los días sucesivos la situación tuvo amplia repercusión mediática en el país, apareciendo en los principales diarios nacionales y en la mayoría de los locales, con notas que daban cuenta de las implicancias de la crisis en cada distrito. También los representantes de ambos grupos recorrieron medios radiales explicando sus posiciones.

Multimedia externa
Conferencias de prensa respectivas de las facciones del PO
Conferencia del Comité Central (3 de julio)
Conferencia de la fracción pública (4 de julio)
Atención: estos archivos están alojados en un sitio externo, fuera del control de la Fundación Wikimedia.

La decisión del CC fue criticada por parte de la militancia partidaria y dirigentes de todo el país, que consideró la medida como represiva y proscriptiva de sus derechos, destacándose las de las regionales de Tucumán, Salta y Santa Fe capital (que quedaría completamente expulsada de la organización).[22]

El 2 de julio el Comité Central decidió solicitar a la justicia federal la intervención del Partido en la provincia de Tucumán, provincia que mayoritariamente se alineó con la fracción pública. El dirigente provincial Daniel Blanco, denunció que fueron robados de la sede provincial bienes de la organización por parte del CC.[23]

Repercusiones internacionales

Fuera del país, el Partido de los Trabajadores uruguayo (que integra el mismo agrupamiento internacional que el PO, la CRCI) fue la primera organización que se pronunció al respecto en una declaración titulada "Compañeros del Partido Obrero" con la firma de su Comité Central el 2 de julio. En ella explicitan su apoyo al derecho de existencia de una fracción pública dentro del PO poniendo esta forma de tratar diferencias como parte de la tradición de izquierda, mencionan allí a otras experiencias como la Liga Espartaquista, la fracción Bolchevique del POSDR y la Oposición de Izquierda dentro del PCUS y critica abiertamente a la dirección del PO por la decisión de considerar el pedido de fracción como una exclusión. El texto analiza también las contradicciones de los argumentos oficiales; finalmente califica de "burocrático" el método elegido para tratar el proceso y llama al CC del PO a «rever la situación, dar todas las garantías estatutarias a sus militantes y defender la unidad del partido». El texto concluye informando que las restantes organizaciones de la CRCI solicitan una reunión urgente para debatir el asunto y que están dispuestas a intervenir para evitar la ruptura del partido.[24]

La reunión de Atenas

El 23 de julio se realizó en Atenas una reunión de entre cuatro partidos de la CRCI una reunión para tratar el asunto de la crisis en el PO argentino. A ese evento asistieron tres representantes del Comité Central (Rafael Santos, Juan García y Guillermo Kane) y dos de la fracción pública (Marcelo Ramal y Jacyn); integraron la reunión representantes de todos los partidos europeos que son miembros plenos de la CRCI: el DIP de Turqía, el EEK de Grecia y ML de Finlandia. La reunión concluyó sin acuerdo entre las partes, al día siguiente el grupo referenciado en el Comité Central publicó en su órgano oficial, Prensa Obrera, un artículo responsabilizando a la parte de la fracción por el fracaso de la reunión.[25]