Himno nacional de Costa Rica | letra del himno de costa rica

Letra del Himno de Costa Rica

La primera letra del Himno Nacional de Costa Rica fue obra del poeta colombiano José Manuel Lleras y estrenada en 1873. La letra de Lleras, era muy larga y llena de elogios para el entonces Presidente de Costa Rica Tomás Guardia Gutiérrez, así que fue pronto olvidada. Se iniciaba con la estrofa siguiente, que también servía de coro a lo largo de la interpretación:


Ciudadanos el sol de los libres
ha subido radiante al cenit:
su esplendor nos infunda el aliento
de vencer por la patria o morir.

En 1879 el Himno empezó a cantarse con otra más breve, obra del seminarista Juan Garita y Guillén. Su texto era en extremo simplista:


Cantaré de la patria querida
el honor, libertad y esplendor
Con el alma de júbilo henchida
cantaré de la patria el honor.

En tu faz, sin afán, tus hijos vivirán
siempre unidos gozarán del honor
sin triste desdén animados irán
al clamor del honor, a la voz de libertad.


Las letras de Lleras y Garita nunca fueron adoptadas oficialmente. Para 1888, la tercera letra del Himno, escrita por el pedagogo español Juan Fernández Ferraz sí fue tomada como oficial, la primera estrofa decía:

De la patria el amor nos inspira
Elevémosle un himno triunfal
de Tirteo en la bélica lira
celebremos su gloria inmortal.

Aunque la composición de Fernández Ferraz tenía gran belleza literaria, su lenguaje era algo elevado para arraigar en el pueblo, además de que no se adaptaba bien a la música del Himno e hizo necesario hacerle ajustes a la partitura original del maestro Gutiérrez. Todo ello llevó a la decisión de sustituirla con una nueva letra, para lo cual se efectuó un concurso público en 1903. El certamen fue ganado por la composición de José María Zeledón Brenes,[3]

Partituras del Himno Nacional
Himno Nacional de Costa Rica

(Versión oficial vigente según Ley 551 del 10/06/1949)
[4]

¡Noble patria!, tu hermosa bandera
expresión de tu vida nos da;
bajo el límpido azul de tu cielo
blanca y pura descansa la paz.

En la lucha tenaz, de fecunda labor,
que enrojece del hombre la faz;
conquistaron tus hijos - labriegos sencillos -
eterno prestigio, estima y honor,

¡Salve, oh tierra gentil!
¡Salve, oh madre de amor!
Cuando alguno pretenda tu gloria manchar,
verás a tu pueblo, valiente y viril,
la tosca herramienta en arma trocar.

¡Salve, oh patria!, tu pródigo suelo
dulce abrigo y sustento nos da;
bajo el límpido azul de tu cielo,

¡vivan siempre el trabajo y la paz!

En la redacción original de Zeledón, la primera estrofa decía:

Costa Rica tu hermosa bandera
expresión de tu vida nos da;
Bajo el manto azul de tu cielo
blanca y pura descansa la paz.

Y la última:

¡Salve, oh patria!, tu pródigo suelo
dulce abrigo y sustento nos da;
Bajo el límpido azul de tu cielo,
¡blanca y pura descansa la paz!'