Derechos reproductivos | referencias

Referencias

  1. a b Singh, Jyoti Shankar (2001). Un nuevo consenso sobre población: balance y propuestas en el umbral del siglo XXI. Icaria Editorial. ISBN 9788474264913. Consultado el 22 de junio de 2017. 
  2. Véase Silvia Federici, Calibán y la bruja, Mujeres, cuerpo y acumulación originaria, 2012, Traficantes de sueños, pág. 130 y ss.
  3. La tercera revolución de la modernidad. La revolución reproductiva. Revista Española de Investigaciones Sociológicas (Reis) N.º 122, 2008, pp. 89-118, pág. 109-114
  4. ApdDemo (26 de agosto de 2011). «La Segunda Transición Demográfica en Van de Kaa y Lestahege». Apuntes de demografía. Consultado el 22 de junio de 2017. 
  5. Van de Kaa, D. J. (2002). The Idea of a Second Demographic Transition in Industrialized Countries. Paper presented at the Sixth Welfare Policy Seminar of the National Institute of Population and Social Security, Tokyo, Japan, 29 January 2002.
  6. [The reproductive revolution, John MacInnes y [1]
  7. Bryant Robey, Shea O. Rustein y Leo Morris, The fertility decline in developing countries, en Scientific American, 269 (6), diciembre de 1993, pág. 60
  8. Sullerot, Évelyne (1993). El nuevo padre: un nuevo padre para un nuevo mundo. Ediciones B. ISBN 84-406-3615-6. 
  9. «A ello se añade, en Francia, (...) la posibilidad que se abre ante la madre, en el momento en que nace un hijo no deseado, de abandonarlo sin temor a persecuciones ni a condenas. (...) No existe ninguna posibilidad equivalente para que el hombre reconocido como padre pueda liberarse de su paternidad. Bajo la amenaza de persecuciones, está obligado a asumir a todo hijo que haya procreado, incluso cuando ha procedido involuntariamente o con ignorancia.» Évelyne Sullerot. op. cit. p. 137
  10. «En la antigua Alemania Federal, en virtud de una ley de 1969, sólo la madre posee la autoridad parental. Cuando el padre reconoce al hijo, tiene que pagar y se convierte en un Zahlvater (un padre que paga), como muchos de sus congéneres, pero no podrá ver a su hijo más que si la madre lo autoriza y de acuerdo con las modalidades que ella elija.» Évelyne Sullerot. op. cit. p. 146
  11. Zoë Lawton. «¿Por qué un hombre no puede rechazar la paternidad de su hijo biológico? ¿Deberían los hombres tener el mismo derecho que las mujeres a controlar sus vidas reproductivas y sus futuros financieros?»