Sacristía de los Cálices (Catedral de Sevilla)

Las santas Justa y Rufina de Francisco de Goya (1817).
La Adoración de los Reyes por Alejo Fernández.

La sacristía de los Cálices es una construcción de planta rectangular integrada en la Catedral de Sevilla que fue realizada entre 1509 y 1537 y alberga una espléndida colección de pintura religiosa.

Historia y arquitectura

Ya en 1509 se tiene noticias del inicio de las obras por el Maestro Mayor de la catedral Alonso Rodríguez. A partir de 1512, tomo el relevo el prestigioso arquitecto Juan Gil de Hontañón.

Tras un periodo de paralización de los trabajos, en 1530 Diego de Riaño presentó un proyecto que fue aprobado por el Cabildo, el cual incluía también la Sacristía Mayor, la Sala Capitular y varios patios intermedios, el Patio de los Oleos y el Patio del Mariscal.

Diego de Riaño, asumió lo ya construido en estilo gótico, pero le añadió elementos renacentistas, como la bóveda central sobre arcos de medio punto, con bellas nervaduras que son solamente ornamentales. A su muerte, tomó el relevo Martín de Gainza que culminó el cierre de la bóveda en 1537.