Ricardo Arjona

Ricardo Arjona
Ricardo Arjona en premios lo nuestro 2015.jpg
Ricardo Arjona en los Premios Lo Nuestro 2015.
Datos generales
Nombre realÉdgar Ricardo Arjona Morales
Nacimiento19 de enero de 1964 (55 años)
OrigenBandera de Guatemala Jocotenango, Sacatepéquez (Guatemala)
NacionalidadGuatemalteca
CónyugeLeslie Torres (1993-2002)
Daisy Arvelo (2006-presente)
HijosRicardo Arjona Torres
Adria Arjona
Nicolás Arjona
Ocupacióncantautor, músico
Información artística
Otros nombresEl Flaco.
El Trovador de América.
Género(s)Pop latino
Balada romántica
Canción de autor
Rock latino
Rock alternativo
Pop rock
Música cubana
A capella
Jazz
Folk
Instrumento(s)Voz, guitarra, piano
Tipo de vozBarítono lírico
Período de actividad1984-presente
Discográfica(s)PolyGram (1985-1991)
Sony Music (1993-2008)
Warner Music Latina (2008-2011)
Metamorfosis (2011-presente)
Web
Sitio webricardoarjona.com

Édgar Ricardo Arjona Morales (Jocotenango, Sacatepéquez, Guatemala; 19 de enero de 1964), conocido artísticamente como Ricardo Arjona, es un cantautor, compositor, arreglista, músico y productor musical guatemalteco. Su música varía desde baladas a pop latino, rock, pop rock, música cubana, y, más recientemente incluye actuaciones a capella y una mezcla de música tejana y norteña, música afroamericana y latina. Se estima que ha vendido más de 80 millones de copias de discos a lo largo de su carrera y es considerado uno de los artistas más exitosos de Iberoamérica.[2]

Conocido por su estilo lírico, Arjona con frecuencia aborda temas de amor y temas sociales como el racismo (la canción «Ella y él»), transexualidad («Que nadie vea»), el secuestro («La nena, bitácora de un secuestro»), la violación, la inmigración («Si el norte fuera el sur», «Mojado», «Puente»), el aborto («Con una estrella»), la religión («Jesús verbo no sustantivo»), la psicología («Ayúdame, Freud»), la prostitución («Marta», «Cita en el bar», «Niña de la noche», «Mujer de lujo», «Señorita»), la política («Si yo fuera», «Caudillo»), la menstruación («De vez en mes»), la justicia («Señor juez») y hechos contingentes como atentados terroristas o conspiraciones («Mesías», «Nadie sabe a dónde va»).

Hasta 2011, Arjona había publicado trece álbumes de estudio, un álbum en directo, nueve recopilaciones y cuarenta y tres sencillos. Cuatro de sus álbumes alcanzaron la primera posición en el Billboard Top Latin Albums en los Estados Unidos y diez alcanzaron la primera posición en Argentina. Cuatro álbumes ingresaron en el Billboard 200. Cuatro sencillos alcanzaron la primera posición en el Billboard Top Latin Songs y siete sencillos alcanzaron el puesto número uno en Billboard Latin Pop Songs. Su obra le valió numerosos premios y galardones, incluyendo un Grammy, un Grammy Latino, un premio «herencia latina»[3]​ así como premios de la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores, una antorcha de plata y de oro y dos gaviotas de plata del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar de 2010, dos premios de la Música Latina de 2010 y dos premios Orgullosamente Latino 2010. Es un gran admirador de poetas como Pablo Neruda y Gabriel García Márquez y cantautores como Silvio Rodríguez, Joan Manuel Serrat, Charly García y Joaquín Sabina, a este último dedicándole una carta incluida en el álbum Solo, en el año 2008.

Biografía

Ricardo Arjona en su etapa de baloncestista.

Édgar Ricardo Arjona Morales nació el 19 de enero de 1964 en Jocotenango, Guatemala. Sus padres fueron Ricardo Arjona Moscoso y Nohemí ("Mimi") Morales de Arjona; tiene dos hermanas, Ingrid y Verónica Arjona. Vivió la mayor parte de su infancia en la Ciudad de Guatemala, donde comenzó su formación musical.[4]​ A los doce años, participó en el concurso Festival Infantil Juventud 74, el cual ganó con la canción «Gracias al mundo», una composición de su padre.[5]

Aunque comenzó la carrera de arquitectura e ingeniería, se graduó de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC). Asegura que estudió la carrera únicamente porque había quedado mal frente a sus padres tras haber renunciado por el baloncesto a una beca en una de las mejores universidades privadas de Guatemala. Sin embargo, a pesar de no haber ejercido nunca la carrera, sí despertó cierto interés en él.[6]​ Arjona fue un talentoso baloncestista que jugó para Leones de Marte y para TRIAS.[7]​ Como miembro del equipo nacional de Guatemala, realizó una gira por Centroamérica. Hasta hace poco, tenía el récord del jugador guatemalteco con más puntos (78) anotados en un solo encuentro de baloncesto.[9]​ Antes de grabar su primer disco y mientras cursaba sus estudios universitarios, fue maestro de escuela al igual que su padre. Enseñó en la escuela el Mezquital y luego todos los grados en una escuela primaria llamada Santa Elena III, en la que daba clase tres horas donde estuvo cinco años. Su página autobiográfica señalaba que en el informe de un funcionario del Ministerio de Educación, enviado para evaluar a los alumnos, se mencionaba que el nivel de educación escolar de los alumnos de Arjona era superior al nivel promedio.[10]

Cuando tenía 7 años su padre le regaló su primera guitarra y le enseña a tocar. Empezó a escribir canciones entre los 12 y 13 años. Escribe su primera canción titulada «Esa es mi barca» casi forzadamente, a causa del remordimiento de haber participado dos veces en el Festival Infantil Juventud 74 (un festival de canciones inéditas) ganando en ambas ocasiones con canciones de su padre afirmando que eran de su autoría. Con esta canción vuelve a ganar por tercera vez el festival y salda una deuda consigo mismo. A finales de 1985 su pareja (en ese entonces), sin informarle de nada organiza una cita con una disquera (casa discográfica) de Guatemala que lo contrata y con la que graba su primer disco. Ricardo Arjona ha dicho en múltiples oportunidades que nunca quiso ser cantante.

Arjona en su juventud

Su madre en ciertos momentos le recomendaba que desistiera de la música, ya que por los tiempos en que vivían no era una buena idea tomar dicha profesión. Confesó que solamente por contradecir las palabras de su madre encontró su vocación. En 1988 parte de Guatemala hacia Argentina para participar en el Festival OTI y ya no vuelve a su país, cosa por lo que fue muy criticado.[12]

Se quedó a vivir un tiempo en un hotel del centro y un hotel pizza, asistía seguido a un bar de La Zona Rosa llamado "La Cucaracha", donde un día consiguió a un amigo que lo sacó de aquel hotel y lo hospedó por unos días en su departamento, al final lo terminó echando de este.[15]

Sony Music luego de rechazarlo repetidas veces lo firmó debido a un trato que arregló un importante productor y amigo del cantautor, consistente en que si la compañía quería firmar a dos artistas por los que estaba interesada, tenían que firmar también a Ricardo. Luego de esperar por casi un año después de haber sido firmado, decide que ya es hora de hacer el disco y comienza a instalar todo para la producción y una semana antes de comenzar, la compañía le canceló todo y le puso condiciones, pues si quería hacer el disco tenía que pagarlo él mismo. Comenzó a grabar muchas de sus canciones antiguas en casetes y se fue a las editoriales a pedir dinero prestado a cambio de estas canciones y con ese dinero graba su disco Animal nocturno. El disco gusta, pero la compañía lo archivó y no dejó que sucediera nada más, hasta que mucho más tarde Arjona se encuentra por los pasillos de Sony Music con Aloysio Reis, el nuevo director artístico de la compañía, quien después de quedar encantado al escuchar el disco, lo saca a la luz y comienza el gran éxito como cantautor a nivel internacional para Ricardo Arjona.[16]