Reino de Yugoslavia

  • reino de yugoslavia
    Краљевина Југославија¹
    kraljevina jugoslavija

    flag of the kingdom of yugoslavia (state).svg

    1929-1941

    flag of serbia (1941–1944).svg
    flag of montenegro (1905–1918, 1941–1944).svg
    flag of croatia (1941–1945).svg
    flag of the nsdap (1920–1945).svg
    flag of hungary (1915-1918, 1919-1946).svg
    flag of italy (1861-1946) crowned.svg
    flag of bulgaria.svg

    escudo
    bandera escudo
    lema nacional: «una nación, un rey, un país»
    himno nacional: « himna kraljevine jugoslavije»
    ubicación de yugoslavia
    capital belgrado
    idioma oficial serbocroata, esloveno, macedonio, albanés, turco y húngaro
    gobierno monarquía absoluta (1929-1931)
    monarquía constitucional unitaria (1931-1939)
    monarquía federal constitucional (1939-1941)
    rey
     • 1929-1934 alejandro i
     • 1934-1941 pedro ii
    regente
     • 1934-1941 pablo karađorđević
    historia
     • instauración de la monarquía absoluta 1929
     • invasión de yugoslavia 6 de abril de 1941
     • rendición del ejército yugoslavo 17 de abril de 1941
    superficie
     • 1931[1] 247 542 km²
    población
     • 1931[1]est. 13 934 038 
         densidad 56,3 hab./km²
    moneda dinar


    el reino de yugoslavia, que sucedió al reino de los serbios, croatas y eslovenos, fue un estado situado en la península balcánica que existió desde el 3 de octubre de 1929 al 2 de diciembre de 1945. compuesto por las siguientes siete provincias: eslovenia, bosnia y herzegovina, serbia, montenegro y macedonia, croacia y eslavonia.

    el nuevo nombre del estado era en realidad común ya antes de su institución oficial, siendo este poco usado fuera del ámbito oficial. provenía del serbocroata jug (sur) y slavija (territorio eslavo), término por el que se designaba desde el siglo xix a los eslavos del sur, aunque normalmente sin incluir a los búlgaros.[2]

    la existencia del reino se divide políticamente en cuatro fases diferenciadas: la dictadura real de alejandro i de yugoslavia, la regencia de su primo pablo tras el asesinato de aquel, el corto gobierno del general dušan simović, que derrocó al regente, y la guerra mundial, durante la que el país quedó desmembrado y el reino solamente existió formalmente. el asunto que dominó principalmente la política yugoslava fue la forma de estado y los intentos de resolución de los conflictos nacionalistas entre las distintas comunidades del país, en especial el descontento croata por la falta de autonomía respecto del gobierno central. durante la dictadura y parte de la regencia, el gobierno trató de unificar por la fuerza el país y acabar con los regionalismos imponiendo un nacionalismo yugoslavo unificador, sin éxito. Únicamente en vísperas del estallido de la segunda guerra mundial se logró alcanzar un acuerdo reformista entre el regente pablo y el dirigente croata vladko maček que no se pudo aplicar en su totalidad y dejó muchos descontentos.

    en política internacional, el país mantuvo sus alianzas favorables a los vencedores de la primera guerra mundial (en especial con francia), entre los que se contaba, pero, desde mediados de la década de 1930, fue estrechando relaciones, especialmente económicas, con las potencias fascistas. muy dependiente del comercio con estas y de sus pertrechos, al estallar la guerra declaró su neutralidad. fue quedando rodeada por naciones hostiles aliadas con italia y alemania, que aumentaron su presión sobre yugoslavia para que se uniese a ellas, cosa que acabó haciendo ante la falta de ayuda aliada en marzo de 1941, aunque de manera condicional. el disgusto de parte del ejército y de la población por la alianza con los italo-germanos llevó a un golpe de estado que acabó con la regencia y precipitó en pocos días la invasión del país, que no se pudo evitar. el gobierno real partió al exilio en gran bretaña y el país fue dividido por los invasores, manteniendo su unidad solamente de manera formal y por la negativa de los aliados a reconocer el reparto del territorio por el eje.

    económicamente el reino comenzó con una dura depresión económica debido a la crisis agrícola mundial de finales de la década de 1920 y la llegada de la gran depresión a yugoslavia. a mediados de la década siguiente se produjo una cierta recuperación y mejora de la situación en el campo y de desarrollo de la industria, aunque no fue suficiente para mejorar de manera notable el nivel de vida de la población, que crecía rápidamente. los preparativos para la guerra volvieron a empeorar las condiciones de vida de la población y la economía nacional, muy dependiente del eje.

  • antecedentes
  • la dictadura real (1929-1934)
  • la regencia (1934-1941)
  • preludio a la guerra
  • evolución social y económica
  • balance del periodo
  • véase también
  • notas
  • referencias
  • bibliografía

Reino de Yugoslavia
Краљевина Југославија¹
Kraljevina Jugoslavija

Flag of the Kingdom of Yugoslavia (state).svg

1929-1941

Flag of Serbia (1941–1944).svg
Flag of Montenegro (1905–1918, 1941–1944).svg
Flag of Croatia (1941–1945).svg
Flag of the NSDAP (1920–1945).svg
Flag of Hungary (1915-1918, 1919-1946).svg
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg
Flag of Bulgaria.svg

Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: «Una nación, un rey, un país»
Himno nacional: « Himna Kraljevine Jugoslavije»
Ubicación de Yugoslavia
Capital Belgrado
Idioma oficial Serbocroata, esloveno, macedonio, albanés, turco y húngaro
Gobierno Monarquía absoluta (1929-1931)
Monarquía constitucional unitaria (1931-1939)
Monarquía federal constitucional (1939-1941)
Rey
 • 1929-1934 Alejandro I
 • 1934-1941 Pedro II
Regente
 • 1934-1941 Pablo Karađorđević
Historia
 • Instauración de la monarquía absoluta 1929
 • Invasión de Yugoslavia 6 de abril de 1941
 • Rendición del Ejército Yugoslavo 17 de abril de 1941
Superficie
 • 1931[1] 247 542 km²
Población
 • 1931[1]est. 13 934 038 
     Densidad 56,3 hab./km²
Moneda Dinar


El Reino de Yugoslavia, que sucedió al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, fue un Estado situado en la península balcánica que existió desde el 3 de octubre de 1929 al 2 de diciembre de 1945. Compuesto por las siguientes siete provincias: Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro y Macedonia, Croacia y Eslavonia.

El nuevo nombre del Estado era en realidad común ya antes de su institución oficial, siendo este poco usado fuera del ámbito oficial. Provenía del serbocroata Jug (sur) y Slavija (territorio eslavo), término por el que se designaba desde el siglo xix a los eslavos del sur, aunque normalmente sin incluir a los búlgaros.[2]

La existencia del reino se divide políticamente en cuatro fases diferenciadas: la dictadura real de Alejandro I de Yugoslavia, la regencia de su primo Pablo tras el asesinato de aquel, el corto Gobierno del general Dušan Simović, que derrocó al regente, y la guerra mundial, durante la que el país quedó desmembrado y el reino solamente existió formalmente. El asunto que dominó principalmente la política yugoslava fue la forma de Estado y los intentos de resolución de los conflictos nacionalistas entre las distintas comunidades del país, en especial el descontento croata por la falta de autonomía respecto del Gobierno central. Durante la dictadura y parte de la regencia, el Gobierno trató de unificar por la fuerza el país y acabar con los regionalismos imponiendo un nacionalismo yugoslavo unificador, sin éxito. Únicamente en vísperas del estallido de la Segunda Guerra Mundial se logró alcanzar un acuerdo reformista entre el regente Pablo y el dirigente croata Vladko Maček que no se pudo aplicar en su totalidad y dejó muchos descontentos.

En política internacional, el país mantuvo sus alianzas favorables a los vencedores de la Primera Guerra Mundial (en especial con Francia), entre los que se contaba, pero, desde mediados de la década de 1930, fue estrechando relaciones, especialmente económicas, con las potencias fascistas. Muy dependiente del comercio con estas y de sus pertrechos, al estallar la guerra declaró su neutralidad. Fue quedando rodeada por naciones hostiles aliadas con Italia y Alemania, que aumentaron su presión sobre Yugoslavia para que se uniese a ellas, cosa que acabó haciendo ante la falta de ayuda Aliada en marzo de 1941, aunque de manera condicional. El disgusto de parte del Ejército y de la población por la alianza con los italo-germanos llevó a un golpe de Estado que acabó con la regencia y precipitó en pocos días la invasión del país, que no se pudo evitar. El Gobierno real partió al exilio en Gran Bretaña y el país fue dividido por los invasores, manteniendo su unidad solamente de manera formal y por la negativa de los Aliados a reconocer el reparto del territorio por el Eje.

Económicamente el reino comenzó con una dura depresión económica debido a la crisis agrícola mundial de finales de la década de 1920 y la llegada de la Gran Depresión a Yugoslavia. A mediados de la década siguiente se produjo una cierta recuperación y mejora de la situación en el campo y de desarrollo de la industria, aunque no fue suficiente para mejorar de manera notable el nivel de vida de la población, que crecía rápidamente. Los preparativos para la guerra volvieron a empeorar las condiciones de vida de la población y la economía nacional, muy dependiente del Eje.