Provincias de Finlandia

Entre 1634 y 2009, Finlandia se organizaba administrativamente en varias provincias (finés: läänit, sueco: län). Finlandia siempre había sido un estado unitario: las autoridades provinciales formaban parte del poder ejecutivo del gobierno central y las provincias tenían poca autonomía. Nunca hubo parlamentos provinciales electos en Finlandia continental. La autoridad provincial era parte de la rama ejecutiva del gobierno central, por lo que no era elegida por voto popular.

Este sistema fue creado en 1634; sin embargo, fue enmendado drásticamente en 1997 cuando el número de provincias fue reducido de doce a seis. Esto efectivamente los convirtió en unidades puramente administrativas, ya que las fronteras lingüísticas y culturales ya no seguían las fronteras de las provincias. Las provincias fueron finalmente abolidas a finales de 2009 y fueron reemplazadas por regiones. En consecuencia, diferentes ministerios pueden subdividir su organización regional de manera diferente.

Además de las antiguas provincias, los municipios de Finlandia forman las subdivisiones fundamentales del país. En el uso actual se encuentran las regiones de Finlandia, una subdivisión más pequeña donde algunos läänis anteriores a 1997 se dividen en múltiples regiones. Las islas Åland conservan su estatus autónomo especial y su propio parlamento regional.

Organización

Cada provincia era dirigida por un gobernador (finés: maaherra, sueco: landshövding) quien era nombrado por el presidente siguiendo la recomendación del gabinete de Ministros. El gobernador estaba al mando de una Oficina Provincial Estatal (finés: lääninhallitus, sueco: länsstyrelse), que actuaba como una aglomeración del poder formado por siete ministerios de acuerdo a los siguientes dominios:

  • Servicios Sociales y Salubridad.
  • Educación y Cultura.
  • Administración Policial.
  • Servicios de Rescate.
  • Administración del Tráfico.
  • Libre Competencia y Consumo.
  • Administración Judicial.