Protestas en Irak de 2018-2019

Protestas en Irak de 2018-2019
Protests in Iraq October 2019.png
Cuerpo de antidisturbios policiales de Irak intentado contener los actos violentos en octubre de 2019.
TipoManifestación
ÁmbitoRegional
Suceso
  • Manifestaciones
  • Disturbios violentos
  • Ataque a la propiedad pública y privada
PaísBandera de Irak Irak
Fechajulio de 2018
octubre de 2019 (intensificado)
Causa(s)
  • Desempleo y pobreza
  • Servicios básicos deficientes
  • Corrupción estatal
  • Crisis energética
  • Sectarismo
  • Período pots-guerra civil iraquí
  • Sentimiento anti-iraní
Objetivo(s)Despido del comandante del ejército Abdul-Wahab al-Saadi
Muertos8 (fuerzas del orden)
100 (manifestantes)
Heridos1,200 (fuerzas del orden)
6,000 (manifestantes)

Las protestas en Irak de 2018-2019 por el deterioro de las condiciones económicas y la corrupción estatal comenzaron en julio de 2018 en Bagdad y se esparcieron al resto del país, principalmente a las provincias centrales y meridionales.[1]

Durante las últimas protestas a nivel nacional que estallaron en octubre de 2019, los conflictos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y los manifestantes dejaron 100 fallecidos y más de 6,000 resultaron heridas por los enfrentamientos, lo que llevó al presidente de Irak, Barham Salih, a llamar "inaceptables" las acciones de las fuerzas de seguridad. [5]

Las protestas son los hechos violentos más letales en Irak desde el final de la derrota en 2017 contra Estado Islámico en la guerra civil.[6]

Manifestaciones del 2018

El día 15 de julio de 2018, estallaron protestas en el sur y centro de Irak con manifestantes incendiando la sede de Kataib Hezbollah en Najaf y también saqueando el aeropuerto de la ciudad. Los manifestantes en el sur de Irak han bloqueado la frontera con Kuwait y también han ocupado varios campos petroleros. En respuesta a los disturbios masivos, el ejército iraquí volvió a desplegar fuerzas en el norte que estaban atacando al EIIL y al grupo de Banderas Blancas al sur para contrarrestar el aumento de los disturbios.[14]

El 3 de septiembre, las fuerzas de seguridad iraquíes mataron a Makki Yassir al-Kaabi, un miembro de una tribu iraquí que protestaba cerca de la capital provincial en Basora; En respuesta a su muerte, muchos miembros de la tribu de Banu Ka'b han amenazado con tomar las armas contra el gobierno iraquí.[17]

En octubre, se encontraron dos cuerpos de activistas en Basora y se sospecha que fueron víctimas de asesinatos perpetrados por milicias respaldadas por Irán.[18]

El 17 de noviembre, el jeque Wessam al-Gharrawi, una figura destacada durante las protestas contra el deterioro de los servicios públicos y la contaminación del agua, fue asesinado por atacantes desconocidos fuera de su casa en el centro de Basora.[19]

El 5 de diciembre, los manifestantes que se manifestaban en Basora vestían chalecos de alta visibilidad, inspirados en el movimiento francés de los chalecos amarillos. Exigieron más oportunidades de trabajo y mejores servicios. Las fuerzas de seguridad iraquíes respondieron disparando munición real contra los manifestantes, pero no se reportaron heridos.[20]