Poemas y antipoemas

Poemas y antipoemas
de Nicanor Parra Ver y modificar los datos en Wikidata
GéneroPoesía
Tipo de publicaciónLibro
EditorialEditorial Nascimento
CiudadSantiago
PaísChile
Fecha de publicación1954
FormatoPapel, 19 cm
Páginas158
Obras de Nicanor Parra
Poemas y antipoemas

Poemas y antipoemas es el segundo poemario del escritor chileno Nicanor Parra, publicado originalmente en 1954 en la Editorial Nascimento.[1]​ La obra está dividida en tres partes, con poemas escritos entre 1942 y 1954, algunos de los cuales ya se habían publicado previamente en algunas antologías.

Al momento de su publicación, el poemario recibió en general una crítica positiva y fue celebrado por varios entendidos, tales como los poetas Enrique Lihn e Idea Vilariño, así como por el crítico Hernán Díaz Arrieta alias Alone.[3]

Historia editorial

Este libro, aparecido diecisiete años después que su primera obra, Cancionero sin nombre, fue el resultado de un largo proceso de búsqueda e investigación literaria. En él confluyeron sus experiencias, reflexiones y lecturas adquiridas tras sus primeros viajes al extranjero, primero a Estados Unidos y luego a Inglaterra.[6]

Una de las razones de esta larga brecha de tiempo sin publicar era la incertidumbre que sentía el poeta de que la calidad de su obra fuera medida de acuerdo al canon existente por entonces de la obra de Pablo Neruda. La primera edición incluía una reseña en la contraportada, escrita justamente por Neruda, la cual Parra decidió retirar en la segunda edición de 1956, por su tono paternalista.[3]

Los poemas «Hay un día feliz», «Es olvido» y «Se canta al mar», pertenecientes a la primera sección de la obra, ya habían sido publicados más de una década antes, en la antología Tres poetas chilenos (1942) editada por Tomás Lago. «La trampa», «La víbora» y «Los vicios del mundo moderno», por su parte, fueron los primeros antipoemas en ser publicados, luego de aparecer en 1948 en la antología 13 poetas chilenos. Parra compartió además sus poemas «La víbora» y «La trampa» con Tomás Lago, en una carta enviada desde Oxford y fechada el 30 de noviembre de 1949.[3]

Ya pasados unos años desde su primera publicación, en 1960 Parra contactó con los beatniks Allen Ginsberg y Lawrence Ferlinghetti en el Primer Encuentro de Escritores Americanos organizado por la Universidad de Concepción, en la ciudad chilena de Concepción. Ferlinghetti, que ya conocía su obra a través del crítico anglo-chileno Jorge Elliott, publicó Antipoems (1960) en su editorial City Lights Books. Más tarde aparecería Poems and Antipoems (1967), con traducciones al inglés de Ginsberg, Ferlinghetti, William Carlos Williams, Thomas Merton, Denise Levertov y W.S. Merwin.[12]