Obispo de Londres

Certiicado de la ordenación como diácono de Gideon Bostwick en la Capilla Real del Palacio de Westminster emitida por Richard Terrick, obispo de Londres, el 24 de febrero de 1770.

El obispo de Londres es el ordinario de la Iglesia de Inglaterra con jurisdicción en la diócesis de Londres, provincia de Canterbury.

La diócesis tiene una superficie de 458 km² y agrupa diecisiete municipios (boroughs) del Gran Londres al norte del río Támesis —lo que históricamente fue el condado de Middlesex— y una pequeña parte del condado de Surrey. La sede episcopal es la catedral de San Pablo, fundada en 604 y reconstruida a partir de 1675 tras su destrucción en el Gran Incendio de Londres.

Tercero en la jerarquía de la Iglesia de Inglaterra tras los arzobispos de Canterbury y de York, el obispo de Londres es uno de los cinco dignatarios eclesiásticos, junto a los anteriores y los obispos de Durham y Winchester, que pertenecen ex officio a la Cámara de los Lores.

Su residencia es The Old Deanery, en Dean's Court. Con anterioridad y durante más de mil años, fue el Palacio de Fulham. A partir del siglo XVIII tuvo también su alojamiento en la London House, próxima a la Capilla del Obispo en la calle Aldersgate.

El obispo de Londres fue responsable de los asuntos eclesiásticos de la Norteamérica británica. Tras la revolución estadounidense, dicha responsabilidad se limitó a las Indias occidentales británicas.

Historia

Puesto que la diócesis de Londres incluye en su área a los palacios reales y a la sede del gobierno en Westminster, su ordinario ha sido conocido, históricamente, como el «obispo del Rey» y ha ejercido una influencia considerable en los miembros de la familia real y en los líderes políticos del momento. Desde 1748 existe la costumbre de nombrar al obispo de Londres deán de la Capilla real. Este hecho, curiosamente, coloca bajo la jurisdicción del obispo, en tanto que «deán», a varias iglesias o capillas que, si bien geográficamente pertenecen a la diócesis de Londres, están fuera de su jurisdicción en tanto que Royal Peculiars (lugares de culto directamente dependientes del monarca británico). La Torre de Londres o el Palacio de St. James son dos casos que ejemplifican esta circunstancia.

La antigüedad de este cargo se retrotrae a la provincia romana de Britania, según hizo constar Jocelyne de Furness en su obra Bishops. A pesar de las objeciones de Stowe, se ha demostrado que el primero de los dos Restitutus que menciona en su libro estaba vivo en 314, año en el que se le ordenó asistir al Concilio de Arlés. El obispado sajón establecido en 604 por Mellitus es el antecedente inmediato de la diócesis actual. Ese mismo año, además, se fundaron la Catedral de San Pablo de Londres y la diócesis de Rochester.