Nueva Albión
English: New Albion

Desembarco de Drake en Nueva Albión, 1579. Grabado publicado por Theodor de Bry, 1590.

Nueva Albión (en inglés: New Albion)?, también conocida como Nova Albion, fue el nombre de la región de la costa del Pacífico de América del Norte explorada en 1579 por sir Francis Drake, y reclamada por él para Inglaterra. La extensión de Nueva Albión y el lugar de desembarco de Drake han sido largamente debatidos por los historiadores, y la mayoría cree que habría tocado tierra en algún lugar de la costa septentrional de California.

Albión, el blanco, es un nombre arcaico usado para la isla Gran Bretaña, un nombre que posiblemente surgiera a la vista de los acantilados blancos de Dover.

Historia

Durante su viaje de circunnavegación del mundo (1577-1580) en el galeón Golden Hind, en el que se le ordenó destruir las flotillas españolas en el Nuevo Mundo y saquear sus asentamientos, Francis Drake desembarcó en la costa occidental de América del Norte y reclamó el área para la reina Isabel I de Inglaterra, como «Nueva Albión». Junto con las reclamaciones de Martin Frobisher en Groenlandia y la isla de Baffin y las propias reclamaciones de Drake en la punta de América del Sur, Nueva Albión fue una de las primeras reivindicaciones territoriales inglesas en el Nuevo Mundo. Sin embargo, a diferencia de la reivindicación que en 1583 hizo Humphrey Gilbert de la colonia de Terranova, la misma no fue acompañada por el establecimiento de ningún asentamiento.[2]

La costa occidental de América del Norte había sido ya parcialmente explorada en 1542 por Juan Rodríguez Cabrillo, un marino portugués al servicio de los españoles, pero puesto que en ese momento Inglaterra estaba en conflicto con España, Drake decidió reclamar la región. Fuera el que fuese su lugar de desembarco, estaba bien al norte de la bahía de San Diego, donde Cabrillo había afirmado la soberanía de España, que desde la bula papal Inter caetera de 1493, consideraba suya toda la costa americana del Pacífico, pretensión reforzada en 1513 cuando Vasco Núñez de Balboa al descubrir el océano Pacífico reclamó formalmente para la Corona española todas las tierras que fueran bañadas por ese mar. Sin embargo, Inglaterra nunca reconoció la autoridad de la Inter caetera y la reclamación de Balboa cubría un área demasiado extensa y en su mayoría desconocida como para ser tenida en consideración.

A su regreso a Inglaterra el 4 de abril de 1581, Francis Drake fue nombrado caballero por el embajador de Francia en nombre de la reina Isabel por sus actos contra los españoles durante la travesía de circunnavegación. Sin embargo, con el fin de mantener la precaria paz con España, y para evitar que España amenazase otras reclamaciones de Inglaterra en el Nuevo Mundo, se confiscaron los registros de Drake, las cartas y otros escritos, y por orden de la reina, el descubrimiento y la reclamación de Nueva Albión, pasaron a ser considerados secreto de Estado. Drake y su tripulación juraron mantener silencio bajo pena de muerte. Solo años más tarde, después de la destrucción de la Armada española en 1588 (en la que Drake jugó un importante papel), la reina Isabel permitió que Richard Hakluyt publicase la narración oficial del viaje de Drake.[cita requerida]

Este mapa de 1658, por Nicolaes Visscher I, es de Norteamérica y Sudamérica y muestra a Nueva Albión como una región en el norte de una isla identificada como "California".
Este mapa, dibujado por Nikola van Sype, muestra a Nueva Albión como un área imprecisa en la parte occidental de América del Norte. Fue dibujado a principios de la década de 1580.

Sin embargo, Drake se sentía incómodo con las inexactitudes publicadas en los relatos de sus viajes, y en 1592, escribió a la reina Isabel en referencia a «una cierta verdad oculta, que pienso me es necesaria», y pidió que el relato fuese reescrito en consecuencia.[4]

Después de la muerte de Isabel, comenzaron a aparecer en los mapas áreas de América del Norte, situados por encima de la Nueva España y de Nueva México, rótulos como Nova Albion, aunque diferían según los autores tanto en los límites como en las ubicaciones. Sin embargo, reclamando la tierra de Drake en la costa del Pacífico se convirtió en el fundamento jurídico para las cartas coloniales posteriores emitidas por los monarcas ingleses que pretendían conceder tierras de «mar a mar» (es decir, desde el Atlántico, donde se asentaron colonias inglesas, al Pacífico). Sin embargo, a pesar de estas afirmaciones, los ingleses no mantuvieron una presencia colonizadora ni exploraciones en la costa oeste de América del Norte hasta finales del siglo XVIII, cuando si hicieron reclamaciones los capitanes Cook y Vancouver y las asociadas Convenciones de Nutka. Poco después, se estableció el Distrito de la piel de Columbia de la Compañía de la Bahía de Hudson y se fijó su cuartel general en Fort Vancouver.[cita requerida]