Nudo (lazo)
English: Knot

3. Nudo de la abuela. 7. Nudo de cabeza de turco. 8. Nudo simple y Nudo en forma de ocho. 9. Nudo de rizo o plano. 10. Nudo marinero.

Un nudo (del latín nudus, por nodus) es un orden y estructura particular en un tramo de cuerda o hilo el cual se estrecha y se cierra no siendo fácil que se deshaga por sí solo. La función del nudo es la de sujetar un objeto (incluyendo otra cuerda), o simplemente cambiar su forma para modificar sus prestaciones originales. Los nudos se forman aprovechando el rozamiento de la cuerda con los objetos atados para evitar que deslicen.

Según la definición que figura en el manual de J. Lizama:

Un nudo es una figura que formamos, usando una o varias cuerdas, para sujetar algún objeto o bien para unir o acortar dichas cuerdas, de modo que obtengamos una estructura estable y reversible".

Según la RAE nudo es:

Lazo que se estrecha y cierra de modo que con dificultad se pueda soltar por sí solo, y que cuanto más se tira de cualquiera de los dos cabos, más se aprieta.

Historia

Desde la antigüedad hasta nuestros días, los nudos siempre han sido utilizados por el hombre, aunque de muy diversas formas (nudos simples, lazos corredizos, nudos de horca, nudos de rizo, etcétera) y aplicaciones. Aunque históricamente ha tenido una utilidad fundamentalmente práctica (por ejemplo, en la caza o en la retención de personas y animales), también destaca su papel como elemento simbólico y decorativo en las artes plásticas (por ejemplo, el nudo celta), en la vestimenta (por ejemplo, la corbata), en los estudios sobre heráldica, entre otras áreas.[1]

La historia del nudo precede a la de la cuerda (e incluso a nuestra especie), ya que se puede realizar a partir de una simple rama o un tallo (de una liana, por ejemplo). De hecho, incluso se tienen noticias de nudos elaborados en el reino animal.