Naranja

Naranja
Owoce Pomarańcza.jpg
Valor nutricional por cada 100 g (c. sinensis)
Energía 47 kcal 197 kJ
Carbohidratos11,75 g
 • Azúcares9,36.5 g
 • Fibra alimentaria2,4 g
Grasas0,12 g
 • saturadas0,015 g
 • monoinsaturadas0,023 g
 • poliinsaturadas0,025 g
Proteínas0,94 g
Agua86,75 g
Retinol (vit. A)11 μg (1%)
 • β-caroteno71 μg (1%)
Tiamina (vit. B1)0.087 mg (7%)
Riboflavina (vit. B2)0.040 mg (3%)
Niacina (vit. B3)0.282 mg (2%)
Ácido pantoténico (vit. B5)0.250 mg (5%)
Vitamina B60.060 mg (5%)
Ácido fólico (vit. B9)30 μg (8%)
Vitamina B120 μg (0%)
Vitamina C53.2 mg (89%)
Vitamina D0 μg (0%)
Vitamina E0.18 mg (1%)
Vitamina K0 μg (0%)
Calcio40 mg (4%)
Hierro0.10 mg (1%)
Magnesio10 mg (3%)
Manganeso0.025 mg (1%)
Fósforo14 mg (2%)
Potasio181 mg (4%)
Sodio0 mg (0%)
Zinc0.07 mg (1%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.
Fuente: Naranja en la base de datos de nutrientes de USDA.

La naranja es una fruta cítrica obtenida del naranjo dulce (Citrus × sinensis), del naranjo amargo (Citrus × aurantium) y de naranjos de otras variedades o híbridos, de origen asiático.[1]​ Es un hesperidio carnoso de cáscara más o menos gruesa y endurecida, y su pulpa está formada típicamente por once gajos u hollejos llenos de jugo, el cual contiene mucha vitamina C, flavonoides y aceites esenciales. Se cultiva como un antiguo árbol ornamental y para obtener fragancias de sus frutos.Es más pequeña y dulce que el pomelo o toronja y más grande, aunque menos perfumada que la mandarina. Existen numerosas variedades de naranjas, siendo la mayoría híbridos producidos a partir de las especies Citrus maxima (pamplemusa), Citrus reticulata (mandarina) y Citrus medica (cidro).

Según la FAO, en 2014 la fruticultura mundial produjo unos 71 millones de toneladas de este cítrico, una cuarta parte proveniente de Brasil y el resto de China, India, México, EE.UU., España, Egipto, Indonesia, Turquía y otros países.[2]

Etimología

Naranja de gran tamaño cosechada en el Bajo Andarax, Almería.

La palabra española «naranja» proviene del sánscrito narang (नारंग),[5]

Se difundió a otros idiomas europeos en un curioso proceso: los portugueses cambiaron la ene inicial por una ele (laranja), al pasar al italiano para que la ele inicial no redundara con el artículo «la» se le eliminó la ele inicial (arancia) mientras que al pasar al francés y al latín se relacionó con el lexema oro (or y aurum) resultando orange y aurantium. Debido a que en la Edad Media el idioma culto de Inglaterra era el francés, en inglés pasó tal cual como orange. Siempre hablamos de Citrus × aurantium, de sabor amargo, única naranja conocida en la Edad Media en Europa.[5]

Posteriormente ocurriría un cambio drástico y es que con el comercio con las Indias, Portugal trajo en el siglo XVI la Citrus × sinensis y Citrus reticulata, de sabor dulce. Primero llamadas en español respectivamente «naranja de China» y «naranja mandarina» o «tangerina», la Citrus sinensis acabó por tomar el nombre de «naranja» a secas, antes reservado a la aurantium, que pasó a ser llamada «naranja amarga». En algunas partes de México y el Caribe se sigue llamando a la naranja (dulce) «naranja china». En Puerto Rico y algunas ciudades de República Dominicana se le conoce simplemente como "china". Citrus reticulata fue perdiendo el nombre «naranja» hasta quedarse sencillamente como «mandarina», por lo que no se suele considerar como una naranja.[6]