Mundo islámico
English: Muslim world

Naciones que adoptan o reconocen la religión islámica en sus distintas variantes como oficial representados con el porcentaje de creyentes sobre la población.

Se entiende por -islámico- a todos aquellos países que tienen el Islam como religión mayoritaria. Son un grupo de países muy variados que van desde monarquías constitucionales como Marruecos y monarquías absolutistas como Arabia Saudita a repúblicas (democráticas y dictatoriales) como Turquía y Siria y regímenes teocráticos como Irán. Entre ellos existen países que tienen leyes de corte occidental inspiradas en el islam y países cuya única ley es la sharia. Un problema en algunos de estos países es el del fundamentalismo islámico que desafía el orden legalmente establecido.

Incluye la mayoría de los países en los que se asentó el islam clásico durante la Edad Media y la Edad Moderna.

En África los países: Argelia, Benín, Burkina Faso, Chad, Comores, Costa de Marfil, Yibuti, Egipto, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Libia, Malí, Mauritania, Marruecos, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Somalia, Sudán y Túnez. Así como otros países africanos tienen una población musulmana significativa como: Camerún, Gabón, Mozambique, Togo y Uganda

En América: Guyana tiene una población musulmana significativa pero no es mayoritaria.

En Europa: Albania, Bosnia y Herzegovina.

En Asia: Afganistán, Arabia Saudita, Azerbaiyán, Baréin, Bangladés, Brunéi, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irán, Irak, Jordania, Kazajistán, Kuwait, Kirguistán,  Líbano, Malasia, Maldivas, Omán, Pakistán, Palestina, Catar, Siria, Tayikistán, Turkmenistán, Turquía, India, Uzbekistán y Yemen.

Es similar la expresión Dar al-Islam (Tierra del Islam), aunque ésta tiene un valor más reivindicativo y religioso.

Las tensiones del Golfo Pérsico

El acuerdo nuclear negociado entre Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Alemania, China y Rusia e Irán en 2015 abrió una vía a Irán para que, a cambio del levantamiento de todas las sanciones, renunciara a la ambición de hacerse con armas nucleares. Israel y Arabia Saudí se opusieron ya que temían que el deshielo de las relaciones con su rival se realizara a costa de sus intereses. [1]

En el año 2018 Estados Unidos se retiró del acuerdo internacional sobre el programa iraní lo que provocó que se aumentaran las tensiones en el Golfo pérsico.

El 5 de mayo del 2019 Estados Unidos anunció el despliegue de portaaviones y de bombarderos en Medio Oriente lo que llevó que el 8 de mayo del mismo año Irán anunciara que dejaría de limitar sus reservas de agua pesada y de uranio enriquecido, medida a la que se habían comprometido y habían acatado según la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) el 2015 en el marco del acuerdo internacional para limitar el programa nuclear.[2]