Metroid (videojuego)

Metroid (メトロイド Metoroido?) es un videojuego del género acción y aventura y la primera entrega de la serie de videojuegos de Metroid. Desarrollado en cooperación por Nintendo Research & Development 1 e Intelligent Systems, y distribuido internacionalmente por Nintendo, el juego fue lanzado inicialmente para la Family Computer Disk System en Japón y Norteamérica durante el mes de agosto de 1986,[3]

El argumento se desarrolla en un planeta ficticio llamado Zebes, y se centra en las aventuras de Samus Aran, una cazarrecompensas contratada por la Federación Galáctica para que realice una misión de investigación en el planeta mencionado, para recuperar unas muestras de unos organismos llamados «Metroid». Dichas criaturas fueron robadas por los Piratas Espaciales, quienes planeaban utilizar a los Metroides como un arma biológica, clonándolos mediante rayos beta, en contra de todo ser vivo que se opusiera a sus ideales.

El estilo de juego que posee Metroid, se enfoca principalmente en la exploración y en la búsqueda de power-ups para incrementar el poder del personaje, y así poder entrar a áreas que anteriormente resultaban inaccesibles. Influido por múltiples juegos de la época, y la variedad de finales que ofrecía el juego, los cuales solo se podían desbloquear una vez que el jugador terminaba el título en un tiempo corto, ayudaron a que el sistema del speedrunning se volviera popular.[11]

Argumento

El planeta Zebes sirve como base de operaciones para los Piratas Espaciales, donde planean reproducir a los Metroides mediante rayos beta y utilizarlos como arma biológica. Sin embargo, una vez que Samus llega a dicho planeta, frustra sus planes al destruir a Mother Brain, la computadora principal de los Piratas. En la imagen, un planeta extrasolar.

Cronológicamente, Metroid ocupa el primer lugar dentro del universo ficticio de la serie. Los Piratas Espaciales atacaron un velero de investigación que era propiedad de la Federación Galáctica, quien tomó algunas muestras de unos seres llamados « Metroid». Los Metroides, son unos peligrosos organismos flotantes, que pueden engancharse a cualquier otro tipo de ser vivo, y drenar toda su energía vital hasta matarlo. Los Piratas Espaciales tenían planeado clonar Metroides mediante rayos beta, y utilizarlos como un arma biológica en contra de toda criatura viva que se interpusiera en su camino. Mientras se encontraba buscando a los Metroides robados, la Federación Galáctica localizó la base de operaciones de los Piratas Espaciales, la cual radicaba en el planeta Zebes. Ante ello, la Federación los atacó, pero los Piratas resistieron, por lo que la misma tuvo que retirarse. Como último recurso, la Federación decidió enviar a un cazador de recompensas en solitario para penetrar en la base de los Piratas y destruir a Mother Brain, una forma de vida biomecánica que se encarga de controlar las defensas de la fortaleza de los Piratas. Tomando en cuenta a los mejores cazarrecompenzas, Samus Aran es la elegida para cumplir dicha misión. Samus aterriza en la superficie de Zebes y se decide a explorar el planeta a través de diversas cuevas interconectadas. Ella pronto se topa con Kraid, un aliado de los Piratas, y después con Ridley, el comandante de los mismos; pero, Samus logra derrotar a ambos. Finalmente, la cazarrecompenzas localiza y destruye a Mother Brain, pero tras su derrota esta activa un mecanismo de autodestrucción, lo que obliga a Samus abandonar rápidamente las instalaciones de los Piratas Espaciales, ya que ésta termina por colapsarse.[12]