Mercurio (planeta)

Mercurio Símbolo astronómico de Mercurio (planeta)
Mercury in color - Prockter07 centered.jpg
Mercurio fotografiado por la sonda MESSENGER
Descubrimiento
Descubridorvalor desconocido
FechaConocido desde la antigüedad
Lugarvalor desconocido
CategoríaPlaneta
EstrellaSol
Distancia estelar82 000 000 kilómetros
Magnitud aparente-1,9
Elementos orbitales
Longitud del nodo ascendente48,331°
Inclinación7,004 °
Argumento del periastro29,124°
Semieje mayor0,387 098 UA
Excentricidad0,20563069
Anomalía media174,796°
Elementos orbitales derivados
ÉpocaJ2000
Periastro o perihelio0,307 499 UA
Apoastro o afelio0,466 697 UA
Período orbital sideral87d 23,23h
Período orbital sinódico115,88 días
Velocidad orbital media47,8725 km/s
Radio orbital medio0,387 UA
57.894.376 km
Satélites0
Características físicas
Masa3,302×1023 kg
0,055 Tierras
Volumen6,083×1010 km³
0,056 Tierras
Densidad5,43 g/cm³
Área de superficie7,5 × 107 km²
Radio2 439.7 kilómetros
Diámetro4879,4 km
Diámetro angular4,5-13″
Gravedad
Velocidad de escape4,25 km/s
Periodo de rotación58,7 días
Inclinación axial0 °
Albedo0,10-0,12
Características atmosféricas
Presiónvestigios
Temperatura
Día623 K (350 °C)
Noche103 K (–170 °C)
Mínima90 K (–183 °C)
Media440 K (166 °C)
Máxima700 K (427 °C)
Composición
Potasio31,7 %
Sodio24,9 %
Oxígeno atómico9,5 %
Argón7,0 %
Helio5,9 %
Oxígeno molecular5,6 %
Nitrógeno5,2 %
Dióxido de carbono3,6 %
Agua3,4 %
Hidrógeno3,2 %
Cuerpo celeste
AnteriorSol
SiguienteVenus
Mercury Earth Comparison.png
Comparación con la Tierra

Mercurio es el planeta del sistema solar más próximo al Sol y el más pequeño. Forma parte de los denominados planetas interiores o terrestres y carece de satélites naturales al igual que Venus. Se conocía muy poco sobre su superficie hasta que fue enviada la sonda planetaria Mariner 10 y se hicieron observaciones con radar y radiotelescopios.

Antiguamente se pensaba que Mercurio siempre presentaba la misma cara al Sol, situación similar al caso de la Luna con la Tierra; es decir, que su periodo de rotación era igual a su periodo de traslación, ambos de 88 días. Sin embargo, en 1965 se mandaron impulsos de radar hacia Mercurio, con lo cual quedó definitivamente demostrado que su periodo de rotación era de 58,7 días, lo cual es 2/3 de su periodo de traslación. Esto no es coincidencia, y es una situación denominada resonancia orbital.

Al ser un planeta cuya órbita es interior a la de la Tierra, lo observamos pasar periódicamente delante del Sol, fenómeno que se denomina tránsito astronómico. Observaciones de su órbita a través de muchos años demostraron que el perihelio gira 43" de arco más por siglo de lo predicho por la mecánica clásica de Newton. Esta discrepancia llevó a un astrónomo francés, Urbain Le Verrier, a pensar que existía un planeta aún más cerca del Sol, al cual llamaron Vulcano, que perturbaba la órbita de Mercurio. Ahora se sabe que Vulcano no existe; la explicación correcta del comportamiento del perihelio de Mercurio se encuentra en la teoría general de la relatividad.

Estructura interna

Estructura interna de Mercurio:
(1) Corteza
(2) Manto
(3) Núcleo.

Mercurio es uno de los cuatro planetas rocosos o sólidos; es decir, tiene un cuerpo rocoso, como la Tierra. Este planeta es el más pequeño de los cuatro, con un diámetro de 4879 km en el ecuador. Mercurio está formado aproximadamente por un 70 % de elementos metálicos y un 30 % de silicatos. La densidad de este planeta es la segunda más grande de todo el sistema solar, siendo su valor de 5430 kg/m³, solo un poco menor que la densidad de la Tierra. La densidad de Mercurio se puede usar para deducir los detalles de su estructura interna. Mientras la alta densidad de la Tierra se explica considerablemente por la compresión gravitacional, particularmente en el núcleo, Mercurio es mucho más pequeño y sus regiones interiores no están tan comprimidas. Por tanto, para explicar esta gran densidad, el núcleo debe ocupar gran parte del planeta y además ser rico en hierro,[5]​ lo que explicaría el campo magnético del planeta.

Rodeando el núcleo existe un manto de unos 600 km de grosor. La creencia generalizada entre los expertos es que en los principios de Mercurio un cuerpo de varios kilómetros de diámetro (un planetesimal) impactó contra él deshaciendo la mayor parte del manto original, dando como resultado un manto relativamente delgado comparado con el gran núcleo.[6]​ (Otras teorías alternativas se discuten en la sección Formación de Mercurio).

Rupes Discovery schematic es.jpg

La corteza mercuriana mide en torno a los 100-200 km de espesor. Un hecho distintivo de la corteza de Mercurio son las visibles y numerosas líneas escarpadas o escarpes que se extienden varios miles de kilómetros a lo largo del planeta. Presumiblemente se formaron cuando el núcleo y el manto se enfriaron y contrajeron al tiempo que la corteza se estaba solidificando.[7]