María (madre de Jesús)

María de Nazareth
SASSOFERRATO - Virgen rezando (National Gallery, Londres, 1640-50).jpg
María rezando, por Sassoferrato.
Theotokos ("Madre de Dios")
Bienaventurada Virgen María
Nuestra Señora
Se la venera en todos los momentos de su vida y pidiendo su intercesión sobre una localidad o cosa concreta, con numerosos títulos adaptados a tal fin.
NacimientoFecha desconocida; se celebra el 8 de septiembre. En el supuesto de que María tuviese unos 14 años cuando nació Jesús de Nazaret, rondaría los 48-50 años al momento de la crucifixión.[3]
Padressegún el Protoevangelio de Santiago, San Joaquín y Santa Ana
HijosJesús de Nazaret Ver y modificar los datos en Wikidata
FallecimientoFecha desconocida; se celebra el 15 de agosto, ver Asunción de María
Jerusalén, o Éfeso, según diversas tradiciones.
Principal santuarioExisten numerosos santuarios, basílicas y templos de primer orden dedicados a María. La basílica de Santa María de Guadalupe es el santuario mariano más visitado del mundo.
Festividad

Existen numerosas festividades marianas:[4]

AtributosVariada: anagrama con M y A.; azucena; corona de doce estrellas; Luna a sus pies; Rosario; Rosa; vestidos blanco, rosa o rojo, y azul; Niño Jesús en sus brazos; serpiente del Génesis o demonio bajo sus pies.
Patronazgo

María, ya sea con su nombre o con el nombre de alguna de sus advocaciones, es patrona de innumerables países, ciudades y localidades del mundo. Su advocación de Nuestra Señora de Lourdes es patrona de los enfermos.

Su advocación de Nuestra Señora de Guadalupe (México) es patrona de toda América e Islas Filipinas, por extensión devocional de su advocación primigenia: la Virgen de Guadalupe (Extremadura, España) -"Reina de la Hispanidad"-
PlegariaAvemaría, Magnificat, Angelus, Regina Coeli, Salve Regina, Santo Rosario, Letanías lauretanas, Memorare

María (en arameo, מרים, 'Mariam'), madre de Jesús de Nazaret, fue una mujer judía de Nazaret de Galilea que, según diversos pasajes neotestamentarios pertenecientes al Evangelio de Mateo, al Evangelio de Lucas y a los Hechos de los Apóstoles, como también distintos textos apócrifos tales como el Protoevangelio de Santiago, vivió entre fines del siglo I a.C. y mediados del siglo I d.C. También el Corán (siglo VII), libro sagrado del islam, la presenta como madre de Jesús (Isa), bajo su nombre árabe, Maryam o Miriam.

La presencia de María es atestiguada por las principales corrientes del cristianismo primitivo que terminaron por integrar el canon bíblico: primero, de forma alusiva, en el cristianismo paulino,[9]

El Evangelio de Mateo[9]​ Por esto, a menudo se la llama la «Virgen María», o simplemente «la Virgen», en las Iglesias católica, ortodoxa, copta, en la Comunión anglicana y en otras denominaciones cristianas.

En las Iglesias católica y ortodoxa se le atribuyen facultades de intercesión ante Jesucristo, siguiendo a san Ireneo de Lyon (siglo II) y lo narrado en el Evangelio de Juan sobre su intervención en las bodas de Caná.[12]​ En las Iglesias antes citadas, la devoción a ella se manifiesta a través de expresiones diversas, que van desde declaraciones dogmáticas y doctrinales marianas, hasta oraciones a ella dedicadas, y títulos con los que se la identifica, tales como «Madre de Dios», o su correspondiente término en griego, «Theotokos», este último adjudicado a ella tempranamente en el Concilio de Éfeso de 431 y muy utilizado por la Iglesia ortodoxa. También se la llama «Bienaventurada Virgen María», en línea con el texto evangélico:

«[...] desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada [...]»
María a Isabel,
Evangelio de Lucas 1:48

Otras denominaciones cristianas, en particular varias surgidas a partir de la Reforma cuestionan la devoción mariana de católicos y ortodoxos.

El nombre de María

Para los hebreos el nombre no era un simple apelativo; estaba íntimamente ligado a la persona. Por ello usaban nombres que describirían la personalidad, el carácter; así, era muy usada la expresión "su nombre será tal" cuando se quería designar una misión o carácter especial al niño por nacer.

María es un nombre conocido en el Tanaj o Antiguo Testamento por haber sido nombre de la hermana de Moisés y Aarón,[13]​ originalmente escrito como Mīryam. La versión de los Setenta lo menciona a partir de la forma aramea Mariám (Mαριαμ); el cambio en la primera vocal refleja la pronunciación corriente, la del arameo que se hablaba en Palestina antes del nacimiento de Cristo. Al igual que con los nombres de Moisés y Aarón, que fueron tomados con sumo respeto, el de María no se usó más como nombre común, pero la actitud cambió con el tiempo y fueron puestos como señal de esperanza por la era mesiánica. En el texto griego del Nuevo Testamento, en la versión de los Setenta, el nombre usado era Mariám.[14]​ María sería probablemente la forma helenizada de la palabra.

Aunque en la Edad Media se le buscó significados más piadosos que exactos, bajo los actuales descubrimientos arqueológicos, "Alteza" o "Ensalzada" son los significados más cercanos al nombre de origen hebreo.

María es asimismo conocida como "Estrella de los Mares" o "Estrella del Mar" (Stella Maris). Dicho nombre procede de la interpretación de un pasaje del Antiguo Testamento, del primer Libro de los Reyes 18:41-45.