Luis Barahona de Soto

Luis Barahona de Soto
Información personal
Nacimiento1548 Ver y modificar los datos en Wikidata
Lucena (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento5 de noviembre de 1595 Ver y modificar los datos en Wikidata
Archidona (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en
Información profesional
OcupaciónEscritor, poeta y médico Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
GéneroPoesía Ver y modificar los datos en Wikidata

Luis Barahona de Soto (Lucena, 1548 - Archidona, 5 de noviembre de 1595), poeta español de la segunda fase del Renacimiento.

Biografía

De familia noble venida a menos procedente de Burgos, el poeta lucentino fue discípulo del humanista Juan de Vilches en Antequera y después marchó a estudiar medicina a Granada intermitentemente entre 1568 y 1573. Allí frecuentó la tertulia de Alonso de Granada Venegas y conoció en persona a los poetas Hernando de Acuña, Diego Hurtado de Mendoza, Pedro de Padilla y Gregorio Silvestre, además de Gaspar de Baeza, el humanista negro Juan Latino y Gonzalo Mateo de Berrío. Fue especialmente estrecha la amistad que lo unió al poeta Gregorio Silvestre: a su muerte incluyó un sentido elogio en la más compleja y elaborada de sus églogas, la de Pilar y Damón.

Acaso estuvo en el ejército real luchando en la batalla de las Alpujarras contra los moriscos, pero después de la muerte de su querido amigo Gregorio Silvestre marchó a Osuna, donde frecuentó la academia de Cristóbal de Sandoval y conoció al poeta Francisco de Medina, quien lo introdujo en los cenáculos literarios y humanísticos sevillanos. En Sevilla en efecto conoció a Fernando de Herrera, Diego Girón, Gonzalo Argote de Molina... Partició en las Anotaciones a Garcilaso de Herrera con una "Elegía a la muerte de Garcilaso" y sintió su influjo; está desacreditada la teoría de que discutiera con él por su lenguaje artificioso en el soneto burlesco Contra un poeta que usaba mucho de estas voces en su poesía, que no es suyo ni va dirigido contra el sevillano.

Desde 1581 hasta su muerte ejerció como médico en Archidona a la sombra del duque de Osuna; desde ahí hizo un viaje a Madrid y algunos otros para visitar a sus amigos poetas de Antequera y Granada; en Archidona matrimonió con la joven viuda Isabel Sarmiento (1582), que le dio dos hijas que no llegaron a la edad adulta; esta primera esposa falleció en 1587, cuando ya hacía años que el poeta era regidor de la villa. Acumuló por entonces una regular fortuna y una escogida biblioteca de casi seiscientos volúmenes. En este período de su existencia escribió sus Diálogos de la Montería, una joya de la literatura cinegética que no se publicó hasta 1890 sin indicación de autor. En 1591 tomó nueva esposa en doña Mariana de Navas, joven y culta. Por esas mismas fechas es nombrado teniente de corregidor, cargo que desempeñará hasta su repentina muerte el 5 de noviembre de 1595. Fue enterrado al siguiente día en una bóveda de la parroquia de Santa Ana de Archidona.[1]