Ley para la Reforma Política

La Ley para la Reforma Política (Ley 1/1977, de 4 de enero, para la Reforma Política)[1]​ fue aprobada el 18 de noviembre de 1976 por las Cortes, recibiendo el apoyo de 425 de los 531 procuradores (81 % a favor), y sometida a referéndum el 15 de diciembre posterior, con una participación del 77 % del censo y un 94,17 % de votos a favor. Tenía el carácter de Ley Fundamental.