Leo Bassi

Leo Bassi
Leo-Bassi.JPG
Información personal
Nacimiento1952 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nueva York (Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadFrancesa Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónComediante, actor de cine y payaso Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activodesde 1959
GénerosClownery, pantomima y performance Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
Web
Sitio web

Leo Bassi (Nueva York, 1952) es un actor y cómico italiano.

Se caracteriza por un estilo provocador con críticas a la derecha política o la religión (especialmente a la Iglesia católica). Bassi se autodefine como bufón. Ha trabajado como actor en obras teatrales y películas, como presentador de eventos, y también ha intervenido en televisión (por ejemplo, en los programas de televisión españoles Crónicas Marcianas y El hormiguero). Aparte de los espectáculos teatrales creados por él, organiza performances y actos teatralizados destinados a denunciar hechos políticos y culturales desde un enfoque cómico, como el Bassibus o el Belén de Lavapiés.[1]​ Da también charlas y conferencias sobre los temas que defiende o denuncia.

Biografía

Leo Bassi en La Revelación.

Procede de una familia italiana e inglesa dedicada desde 1840, durante seis generaciones, a la actividad circense. Un antepasado suyo luchó al lado de Garibaldi y creó uno de los primeros circos modernos de la Toscana. El abuelo británico de Leo Bassi, Jimmy Wheeler,[3]

Leo Bassi debutó en el circo a los 7 años en Australia, donde sus padres realizaban un road-show (espectáculo ambulante) llamado Sorlie´s, una versión "cutre", según sus palabras, de Aladino y la lámpara maravillosa. Pasó los 10 años siguientes recorriendo el mundo y se especializó en malabarismo, especialidad con la que se unió al trío familiar, el Trío Bassi, formado por su padre y su tía. A los 23-24 años, abandonó el espectáculo familiar para desarrollar su carrera en solitario como actor cómico, con un espectáculo callejero ecléctico llamado El circo más pequeño del mundo, con el que viajará por el mundo durante 5 años. Desde entonces ha desarrollado su trabajo como actor, payaso, animador y agitador cultural, desde el Off Broadway hasta eventos al aire libre, inauguraciones, convenciones, en teatros y televisiones.[3]​ Ha creado también numerosos espectáculos teatrales en los que actúa en solitario. Entre ellos, la obra La revelación, estrenada en 2005 y que él mismo califica de "homenaje al laicismo", provocó violentas reacciones por parte de grupos ultracatólicos españoles.