Isotipo (diseño)

Isotipo, también conocido como símbolo o imagotipo, en diseño gráfico es un elemento usado para identificar una marca, sea de una organización, de un producto, de un evento, de una campaña de comunicación o de una consigna ideológica. Es un signo gráfico que no incluye el nombre de la entidad identificada.[4]​ Aunque la sigla proviene del inglés, en ese idioma no se usa la palabra isotype para referirse a este elemento marcario.

El isotipo puede ser un elemento muy importente en el diseño de identificación visual. Prácticamente todas las marcas tienen un logotipo, algunas tienen un logotipo y un isotipo y muy pocas logran identificarse únicamente con un isotipo. Cuando una marca gráfica incluye un isotipo, es conveniente que se lo considere como el elemento identificador principal, por encima del logotipo.

Una vez definidos los signos marcarios en un proyecto de identidad corporativa, estos se aplican en papelería, vehículos, merchandising, y todo tipo de mensajes emitidos por la marca, pudiendo cumplir diferentes funciones. Los isotipos pueden ser figurativos, pueden estar compuestos por caracteres tipográficos o pueden ser abstractos. Lo que define a un isotipo de otros elementos marcarios es su función simbólica, más allá de cuáles sean los significados de sus formas y colores.

Historia

En 1924, el filósofo y educador Otto Neurath y el ilustrador Gerd Arntz desarrollaron el isotipo (castellanización de ISOTYPE, “International System of Typographic Picture Education”) con el objetivo de comunicar información a través de un sencillo medio no verbal. El isotipo se caracterizaba por estar formado de símbolos gráficos por medio de los cuales se transmitía la información visualmente sin emplear ningún lenguaje escrito, lo que hacía de este un sistema de carácter mundial.

Pese a que Neurath tenía la intención de que el isotipo se empleara para fines educativos, acabó teniendo más impacto en la evolución del diseño gráfico e influyó más notablemente el campo de la infografía y la información visual, disciplinas que se encontraban en plena evolución en aquella época. Habitualmente se refiere a un isotipo como un logotipo, esto es incorrecto ya que por su origen un isotipo debe comunicar de manera independiente sin el uso de la palabra escrita.[4]