Hermione Granger

Hermione Granger
Personaje de Harry Potter
Primera apariciónHarry Potter y la piedra filosofal
Creador(es)J. K. Rowling
Interpretado porEmma Watson
CasaGryffindor
Información
Nombre originalHermione Jean Granger
SexoFemenino
Color de pelosegún los libros pelirroja, según las películas castaña
Color de ojosMarrón
Nacimiento19 de septiembre de 1979 (40 años)
Ocupación37° Ministra de Magia del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (desde 2018)
Afiliaciones actualesMinisterio de Magia
Orden del Fénix
Ejército de Dumbledore
P.E.D.D.O.
Club de las Eminencias
CónyugeRon Weasley
PadresMuggles
HijosRose Weasley
Hugo Weasley
ResidenciaReino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido
InglaterraBandera de Inglaterra Inglaterra
NacionalidadInglesa

Hermione Jean Granger es un personaje de ficción y una de los tres protagonistas (los otros dos son Harry Potter y Ron Weasley) de la serie de J. K. Rowling Harry Potter. Ella aparece en la primera novela, Harry Potter y la piedra filosofal, como una nueva estudiante en su camino a Hogwarts. Después de que Harry y Ron la salvaron de un troll de montaña en los baños de las chicas, se formó una estrecha amistad entre ellos y con frecuencia usa su ingenio rápido, y conocimiento enciclopédico para ayudarlos. Rowling ha declarado que Hermione se asemeja a ella a una edad más joven, con su inseguridad y miedo al fracaso.[1]​ Su papel es bastante determinante ya que, al tener buenas aptitudes de estudio, se la podría considerar como la "cerebro" del grupo.

Hermione es la chica más inteligente de su curso en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Al igual que Harry y Ron pertenece a la casa de Gryffindor, pese a que el sombrero seleccionador consideró colocarla en Ravenclaw debido a sus prominentes capacidades intelectuales. Es de origen muggle: sus padres son ambos dentistas y no tienen ninguna relación con el mundo de los magos.Le encanta leer, sin embargo, no sabe dibujar. No le gusta romper las reglas salvo por alguna emergencia y no es especialmente entusiasta del quidditch, el deporte mágico, aunque apoya a sus amigos durante el campeonato. Tiende a creer que todo aquello que merece la pena saber se puede aprender de un libro y es escéptica respecto a todo lo que no se pueda comprobar con ciencia, despreciando, por tanto, la asignatura de adivinación impartida por la profesora Sybill Trelawney. Hermione conoció a Harry Potter y a Ron Weasley en el Expreso de Hogwarts.

Características de su personalidad

Hermione Jean Granger es una estudiante de Gryffindor nacida de padres muggles, y la mejor amiga de Harry Potter y Ron Weasley. J. K. Rowling afirma que nació el 19 de septiembre de 1979[6]

Rowling afirma que el personaje de Hermione lleva varias influencias autobiográficas. "No me propuse hacer a Hermione como yo, pero ella es... ella es una exageración de mí cuando era más joven."[8]

El nombre de Hermione deriva del Cuento de invierno de William Shakespeare, y tiene que ver también con la mitología griega;[11]

Hermione Granger destaca por su increíble inteligencia y carácter perfeccionista. Además de ser la primera de su curso y haber estado a poco de entrar en Ravenclaw, Hermione demuestra su inteligencia en muchas otras ocasiones a lo largo de la saga. En Harry Potter y la piedra filosofal, desvelando el enigma de Snape utilizando la fría lógica. En La Cámara Secreta, descubriendo que la criatura que se escondía entre las tuberías era un basilisco. En El Prisionero de Azkaban, averiguando que Lupin era un hombre lobo. En El Cáliz de Fuego, ayudando a Harry con las pruebas. En La Orden del Fénix, descubriendo el significado de la campana en el Departamento de Misterios ("Es el Tiempo..."), además de ayudar a Harry con los Mortífagos; en El Misterio del Príncipe, averiguando a quién pertenecía el libro; y ya en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Hermione ofrece a Harry su ayuda y compañía a lo largo de la aventura.

Su carácter perfeccionista queda evidente en situaciones tales como su desilusión al recibir un "Supera las Expectativas" en la asignatura de Defensa Contra las Artes Oscuras, o cuando el boggart se convierte en McGonagall diciéndole que ha suspendido todas las asignaturas.

Además, Hermione es una persona justa y noble a quien le preocupan los problemas de los demás, desviviéndose por aquellos que son más débiles o que están desprotegidos. Es frecuente que ayude a Neville con las clases, ha apoyado a Hagrid en tareas como la defensa del hipogrifo Buckbeak y defiende a Kreacher, el elfo doméstico de la Casa Black, cuando todos le tratan mal.

Con respecto a los elfos domésticos, Hermione tiene una opinión muy peculiar entre los magos. Crea una plataforma, la P.E.D.D.O. (Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos Obreros) para defender sus derechos, a pesar de que la mayoría de ellos no quieren oír ni hablar de derechos. Su postura, a pesar de ser muy criticada por Ron y otros compañeros, es admirada por personajes como Albus Dumbledore o Sirius Black, quienes consideran su actitud como justa y correcta, ya que este último no estimaba a su elfo doméstico Kreacher.

Sin embargo, toda esta seguridad arrolladora que Hermione muestra con los estudios, es en realidad la tapadera de una gran inseguridad y el miedo a ser rechazada por sus compañeros. Hermione puede ser a veces algo insufrible debido a su actitud con los estudios o a su actitud hacia las normas, que también va cambiando a lo largo de los libros. Es además una chica algo temerosa, aunque es una verdadera Gryffindor, pues es capaz de vencer todos sus temores para ayudar a Harry en sus aventuras.

Hermione según la autora

Según Rowling, Hermione es profundamente insegura y se siente totalmente inadecuada por dentro. Para compensar, ella trata de ser la mejor en todo en la escuela, proyectando una confianza en sí misma falsa que puede irritar a las personas que la rodean.

Hermione puede molestarse bastante con personas que no conozcan hechos sencillos, o no sigan ideas sensatas.

También afirma que Hermione es una de las mejores en el club de duelo, tiene talento para las batallas. Aunque no sea muy diestra en las artes oscuras, Hermione logra superar sus obstáculos, llegando a ser una de las brujas más grandes del mundo de Harry Potter. La autora afirma que sería la Bellatrix Lestrange del bando bueno.

Mientras nuestra protagonista era partidaria totalmente de obedecer las reglas, la influencia de Harry y Ron hace que se plantee romperlas, siempre y cuando sea necesario para obtener un buen fin.