Guerra civil peruana de 1834

Guerra civil peruana de 1834
(Revolución de Pedro Bermúdez)
Gamarra.jpg
Fecha1834
LugarPerú
Casus belliElección del presidente provisorio Orbegoso
ResultadoReconciliación de las fuerzas gubernamentales u orbegosistas con los rebeldes bermudistas
ConsecuenciasSe unifica el mando del país en torno a Orbegoso. Gamarra, inspirador de la revolución, huye a Bolivia, donde coordina con Santa Cruz la intervención boliviana.
Beligerantes
Flag of Peru (1825-1950).svg Gubernamentales (orbegosistas)Flag of Peru (1825-1950).svg Revolucionarios (bermudistas)
Comandantes
Luis José de Orbegoso
Guillermo Miller
Felipe Santiago Salaverry
Pedro Bermúdez
José Rufino Echenique
Fuerzas en combate
Ejército Gubernamental:
sin datos
Marina gubernamental
Ejército Revolucionario:
sin datos

La guerra civil peruana de 1834, conocida también como la revolución de Bermúdez, fue un conflicto que se desató en el Perú tras la elección del general Luis José de Orbegoso como presidente provisorio del Perú. El general y expresidente Agustín Gamarra, descontento con tal elección, instigó al general Pedro Bermúdez a sublevarse contra el gobierno. La rebelión estalló en enero de 1834. El país se dividió en dos bandos: los bermudistas y los orbegosistas. Tras algunos meses de lucha en diversos frentes, ambos bandos se reconciliaron en el llamado abrazo de Maquinhuayo. Fue la primera guerra civil de la historia republicana del Perú.

Contexto

Luis José de Orbegoso.

El 20 de diciembre de 1833, finalizó el período constitucional del presidente Agustín Gamarra. Como no se había elegido a su sucesor tras frustrarse las elecciones presidenciales convocadas meses atrás, la Convención Nacional (congreso constituyente) acordó elegir a un presidente provisorio. Gamarra y los conservadores apoyaron la candidatura del general Pedro Bermúdez; por su parte, los liberales que dominaban la asamblea apoyaron al general Luis José de Orbegoso, un militar menos autoritario, a quien Francisco Xavier de Luna Pizarro, el célebre clérigo liberal que presidía la asamblea, lo tenía como a un hijo. Otro candidato fue el general Domingo Nieto. Realizada la votación en el seno de la Convención, Orbegoso obtuvo 47 votos, Bermúdez 37 y Nieto solo uno.

Orbegoso asumió el poder el 21 de diciembre de 1833, contando con la aprobación del pueblo pues su ascensión significaba el término del gobierno de Gamarra, que se había desgastado por su autoritarismo. Pero los partidarios de Gamarra, que continuaron controlando los puestos claves del poder, hostilizaron al nuevo gobierno con la intención de derribarlo e imponer en su reemplazo a Bermúdez. Alegaron que la presidencia de Orbegoso era ilegal pues no le correspondía a la Convención Nacional elegir al Presidente.