Gran Depresión

  • madre migrante, imagen de la fotógrafa dorothea lange que muestra a los desposeídos cosechadores de california y se centra en florence owens thompson, de 32 años y madre de 7 hijos, en nipomo, condado de san luis obispo, california (marzo de 1936).

    la gran depresión, también conocida como crisis del 29, fue una gran crisis financiera mundial que se prolongó durante la década de 1930, en los años anteriores a la segunda guerra mundial. su duración depende de los países que se analicen, pero en la mayoría comenzó alrededor de 1929 y se extendió hasta finales de la década de los años treinta o principios de los cuarenta. fue la depresión más larga en el tiempo, de mayor profundidad y la que afectó a mayor número de países en el siglo xx. en el siglo xxi ha sido utilizada como paradigma de hasta qué punto se puede producir un grave deterioro de la economía a escala mundial.

    la llamada gran depresión se originó en estados unidos, a partir de la caída de la bolsa de valores de nueva york el martes 29 de octubre de 1929 (conocido como crac del 29 o martes negro, aunque cinco días antes, el 24 de octubre, ya se había producido el jueves negro), y rápidamente se extendió a casi todos los países del mundo.

    la depresión tuvo efectos devastadores en casi todos los países, ricos y pobres, donde la inseguridad y la miseria se transmitieron como una epidemia, de modo que cayeron: la renta nacional, los ingresos fiscales, los beneficios empresariales y los precios. el comercio internacional descendió entre un 50% y un 66%. el desempleo en los estados unidos aumentó al 25%, y en algunos países alcanzó el 33%.[5]

    los países comenzaron a recuperarse progresivamente a mediados de la década de 1930, pero sus efectos negativos en muchas zonas duraron hasta el comienzo de la segunda guerra mundial.[6]​ la elección de franklin d. roosevelt como presidente y el establecimiento del new deal en 1932, marcó el inicio del final de la gran depresión en los estados unidos. sin embargo, en alemania, la desaparición de la financiación exterior a principios de la década de 1930 y el aumento de las dificultades económicas, propiciaron la aparición del nacional-socialismo y la llegada de adolf hitler al poder.

  • antecedentes
  • causas
  • desarrollo de la crisis
  • efectos de la crisis
  • la difusión de la crisis
  • la recuperación en los estados unidos
  • la recuperación europea
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía recomendada
  • enlaces externos

Madre migrante, imagen de la fotógrafa Dorothea Lange que muestra a los desposeídos cosechadores de California y se centra en Florence Owens Thompson, de 32 años y madre de 7 hijos, en Nipomo, condado de San Luis Obispo, California (marzo de 1936).

La Gran Depresión, también conocida como Crisis del 29, fue una gran crisis financiera mundial que se prolongó durante la década de 1930, en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Su duración depende de los países que se analicen, pero en la mayoría comenzó alrededor de 1929 y se extendió hasta finales de la década de los años treinta o principios de los cuarenta. Fue la depresión más larga en el tiempo, de mayor profundidad y la que afectó a mayor número de países en el siglo XX. En el siglo XXI ha sido utilizada como paradigma de hasta qué punto se puede producir un grave deterioro de la economía a escala mundial.

La llamada Gran Depresión se originó en Estados Unidos, a partir de la caída de la bolsa de valores de Nueva York el martes 29 de octubre de 1929 (conocido como Crac del 29 o Martes Negro, aunque cinco días antes, el 24 de octubre, ya se había producido el Jueves Negro), y rápidamente se extendió a casi todos los países del mundo.

La depresión tuvo efectos devastadores en casi todos los países, ricos y pobres, donde la inseguridad y la miseria se transmitieron como una epidemia, de modo que cayeron: la renta nacional, los ingresos fiscales, los beneficios empresariales y los precios. El comercio internacional descendió entre un 50% y un 66%. El desempleo en los Estados Unidos aumentó al 25%, y en algunos países alcanzó el 33%.[5]

Los países comenzaron a recuperarse progresivamente a mediados de la década de 1930, pero sus efectos negativos en muchas zonas duraron hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.[6]​ La elección de Franklin D. Roosevelt como presidente y el establecimiento del New Deal en 1932, marcó el inicio del final de la Gran Depresión en los Estados Unidos. Sin embargo, en Alemania, la desaparición de la financiación exterior a principios de la década de 1930 y el aumento de las dificultades económicas, propiciaron la aparición del nacional-socialismo y la llegada de Adolf Hitler al poder.