Festival de la Canción de Eurovisión

  • el festival de la canción de eurovisión (en francés concours eurovision de la chanson; en inglés eurovision song contest) es un concurso televisivo de carácter anual, en el que participan intérpretes representantes de las televisiones (en su mayoría públicas) cuyos países son miembros de la unión europea de radiodifusión. el festival ha sido transmitido cada año desde 1956 (excepto en 2020, cuando fue cancelado por la pandemia de coronavirus que afectó gravemente a europa), siendo el programa de televisión más antiguo que aún se transmite en el mundo,[2]​ además, es el festival de la canción más grande en términos de audiencia, la que se ha estimado entre 200 y 600 millones internacionalmente. el evento es transmitido en todo el mundo, incluso en países que no participan en él. el festival es históricamente conocido por ser promotor de música pop. sin embargo, en años recientes se han presentado en el festival varios temas pertenecientes a otros géneros, como árabe, dance, tango, reggaeton, heavy metal, pop-rap, punk, rock, electrónica, rumba, entre otros.

    el nombre del concurso viene de la red de distribución de televisión de eurovisión (eurovision network), que está controlada por la unión europea de radiodifusión (uer) y puede alcanzar audiencias potenciales de más de mil millones de personas. cualquier miembro activo de la uer puede participar en el festival, por lo que la aptitud para formar parte de este magno evento no está determinada por la inclusión geográfica dentro del continente europeo (a pesar del prefijo «euro» en «eurovisión»), que no tiene que ver con la unión europea. al paso de los años, el festival ha crecido de un simple experimento televisivo a una institución internacional de grandes proporciones y el término «eurovisión» es reconocido a lo largo del mundo.

    para la edición de 2015, se invitó a australia a participar en el certamen, lo que supuso que se convierta en el primer miembro asociado de la uer (y no activo) que participa en eurovisión, así como en el primer país oceánico.[3]

    la edición de 2020 fue cancelada debido a la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020, lo que supuso un gran impacto histórico para el festival, que rompe con la tradición de ser celebrado anualmente y finaliza con 64 años de emisión ininterrumpida, habiendo superado otras crisis mundiales como la guerras de los balcanes, el conflicto ucraniano-ruso, el conflicto israelí-palestino, o las guerras yugoslavas. se trata de un hecho sin precedentes ya que es el único año que el certamen no se celebra desde su inicio, y no tiene ganador. la uer está negociando con el ayuntamiento de róterdam para mantener allí la sede de la 65ª edición aplazada.[4]

  • orígenes
  • formato
  • participación
  • procedimientos para la selección de temas
  • sede
  • semana de eurovisión
  • votación
  • reglas
  • expansión del festival
  • artistas y palmarés
  • críticas
  • especiales
  • adaptaciones
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

El Festival de la Canción de Eurovisión (en francés Concours Eurovision de la Chanson; en inglés Eurovision Song Contest) es un concurso televisivo de carácter anual, en el que participan intérpretes representantes de las televisiones (en su mayoría públicas) cuyos países son miembros de la Unión Europea de Radiodifusión. El festival ha sido transmitido cada año desde 1956 (excepto en 2020, cuando fue cancelado por la pandemia de coronavirus que afectó gravemente a Europa), siendo el programa de televisión más antiguo que aún se transmite en el mundo,[2]​ Además, es el festival de la canción más grande en términos de audiencia, la que se ha estimado entre 200 y 600 millones internacionalmente. El evento es transmitido en todo el mundo, incluso en países que no participan en él. El festival es históricamente conocido por ser promotor de música pop. Sin embargo, en años recientes se han presentado en el festival varios temas pertenecientes a otros géneros, como árabe, dance, tango, reggaeton, heavy metal, pop-rap, punk, rock, electrónica, rumba, entre otros.

El nombre del concurso viene de la Red de Distribución de Televisión de Eurovisión (Eurovision Network), que está controlada por la Unión Europea de Radiodifusión (UER) y puede alcanzar audiencias potenciales de más de mil millones de personas. Cualquier miembro activo de la UER puede participar en el Festival, por lo que la aptitud para formar parte de este magno evento no está determinada por la inclusión geográfica dentro del continente europeo (a pesar del prefijo «Euro» en «Eurovisión»), que no tiene que ver con la Unión Europea. Al paso de los años, el festival ha crecido de un simple experimento televisivo a una institución internacional de grandes proporciones y el término «Eurovisión» es reconocido a lo largo del mundo.

Para la edición de 2015, se invitó a Australia a participar en el certamen, lo que supuso que se convierta en el primer miembro asociado de la UER (y no activo) que participa en Eurovisión, así como en el primer país oceánico.[3]

La edición de 2020 fue cancelada debido a la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020, lo que supuso un gran impacto histórico para el festival, que rompe con la tradición de ser celebrado anualmente y finaliza con 64 años de emisión ininterrumpida, habiendo superado otras crisis mundiales como la guerras de los Balcanes, el conflicto ucraniano-ruso, el conflicto israelí-palestino, o las guerras yugoslavas. Se trata de un hecho sin precedentes ya que es el único año que el certamen no se celebra desde su inicio, y no tiene ganador. La UER está negociando con el ayuntamiento de Róterdam para mantener allí la sede de la 65ª edición aplazada.[4]