Fútbol de carnaval

  • ilustración de mob fútbol, variante del fútbol medieval.

    el fútbol de carnaval o fútbol medieval inglés es un juego tradicional británico aparecido en la edad media, que, en el siglo xix, dio origen a una serie de deportes modernos que comparten en menor o mayor medida el término fútbol. descendiente directo del soule, se practicó en las islas británicas entre los siglos xi y xviii. de la misma forma que en el soule, cada bando tiene su lugar de marca, en este caso las porterías son ruedas de molino incrustadas en el centro de unos muros de piedra. estas están situadas a la orilla del río, separadas por una distancia de tres millas. los tantos se consiguen golpeando con la pelota la piedra de molino. el balón es pesado y voluminoso lo cual dificulta su manejo. por eso la lucha se reduce a agarrarlo fuertemente y con el apoyo de los compañeros conducirlo, y esto es lo curioso del juego en esta comarca, a su propia rueda de molino.[1]​ y la gente se disfrazaba para la ocasión.

    el fútbol de carnaval era un deporte popular practicado entre facciones o grupos rivales de villas y ciudades, así como entre pueblos y parroquias.[4]​estos deportes tienen antiguos antecedentes en juegos poco estructurados y comenzaron a tomar forma moderna en gran bretaña, durante el siglo xix, a partir de la separación del rugby y el fútbol (fútbol asociación).

  • terminología
  • historia
  • fútbol de carnaval hoy
  • referencias
  • véase también
  • enlaces externos

Ilustración de mob fútbol, variante del fútbol medieval.

El fútbol de carnaval o fútbol medieval inglés es un juego tradicional británico aparecido en la Edad Media, que, en el siglo XIX, dio origen a una serie de deportes modernos que comparten en menor o mayor medida el término fútbol. Descendiente directo del soule, se practicó en las Islas Británicas entre los siglos XI y XVIII. De la misma forma que en el soule, cada bando tiene su lugar de marca, en este caso las porterías son ruedas de molino incrustadas en el centro de unos muros de piedra. Estas están situadas a la orilla del río, separadas por una distancia de tres millas. Los tantos se consiguen golpeando con la pelota la piedra de molino. El balón es pesado y voluminoso lo cual dificulta su manejo. Por eso la lucha se reduce a agarrarlo fuertemente y con el apoyo de los compañeros conducirlo, y esto es lo curioso del juego en esta comarca, a su propia rueda de molino.[1]​ Y la gente se disfrazaba para la ocasión.

El fútbol de carnaval era un deporte popular practicado entre facciones o grupos rivales de villas y ciudades, así como entre pueblos y parroquias.[4]​Estos deportes tienen antiguos antecedentes en juegos poco estructurados y comenzaron a tomar forma moderna en Gran Bretaña, durante el siglo XIX, a partir de la separación del rugby y el fútbol (fútbol asociación).