Casa de Pilatos (Sevilla)

Casa de Pilatos
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Casa Pilatos 5384865645 1642bfa658 o.jpg
Localización
UbicaciónFlag of Sevilla, Spain.svg Sevilla, Bandera de España España
Coordenadas37°23′24″N 5°59′14″O / 37°23′24″N 5°59′14″O / -5.9871085
Datos generales
Declaración14 de julio de 1994
CategoríaMonumento
CódigoRI-51-0000889
Construcciónsiglo XV - Siglo XVI
EstiloMudéjar-renacentista

La Casa de Pilatos es un palacio situado en la ciudad española de Sevilla, en Andalucía perteneciente a la Casa de Medinaceli. Constituye uno de los edificios más emblemáticos de la arquitectura civil andaluza del siglo XVI y presenta una combinación de los estilos renacentista italiano y el mudéjar español, fruto de las diferentes intervenciones acontecidas, desde el último tercio del siglo XV hasta el siglo XVII.[1]

Historia

Entrada lateral de la Casa.

La construcción del palacio se inició en 1483, por iniciativa y deseo de Pedro Enríquez de Quiñones (IV Adelantado Mayor de Andalucía) y su segunda esposa Catalina de Ribera, fundadores de la Casa de Alcalá. La obra se levantó sobre varios solares que habían sido confiscados por la Inquisición. El fallecimiento en 1493 de Pedro Enríquez, llevó a que Catalina fuese la encargada de acometer la configuración inicial del palacio. Su hijo Fadrique Enríquez de Ribera (1476-1539) y su nieto Per Afán de Ribera y Portocarrero (1509-1571) ampliaron y completaron la decoración de la Casa.

Fadrique Enríquez (primer marqués de Tarifa) fue un noble a caballo de la baja Edad Media y la modernidad, representada por el Renacimiento. Entre los años 1518 y 1520 realizó un viaje de peregrinación a la ciudad santa de Jerusalén, en el que atravesó toda Italia, y en el que quedó profundamente impresionado del arte renacentista que imperaba en las ciudades italianas. A su regreso trasladó esas maneras renacentistas que había observado a la Casa de Pilatos, combinando el estilo renacentista italiano con el mudéjar sevillano, en las ampliaciones que realizó del palacio, en las que ocupó varios solares anexos al mismo. Per Afán de Ribera, sobrino y heredero de Don Fadrique, fue un gran coleccionista de arte que acopió durante su estancia como virrey de Nápoles. Realizó importantes reformas entre 1568 y 1571 para acoger su vasta colección de arte.

Tras su relativo abandono durante el siglo XVIII, se restauró a partir de finales del siglo XIX.[2]

En 1966 tuvo lugar aquí un baile benéfico al que asistieron miembros de la nobleza. Cada familia asistente pagó 5 000 pesetas, destinadas a la Cruz Roja. Las que presidieron la gala fueron Grace Kelly y Jacqueline Kennedy.[3]