Carne
English: Meat

  • mezclas de diversas carnes: bovina, porcina y de pollo.
    la demanda de carne del mundo desarrollado está no satisfecha.[1]
    la demanda del mundo en desarrollo aumenta notablemente.[2]
    una hamburguesa de carne roja.
    venta de carne en un mercado londinense.
    charqui de carne de cordero en la quebrada del toro, salta, argentina.

    la carne es el tejido animal, principalmente muscular, que se consume como alimento.[3]​se trata de una clasificación coloquial y comercial que solo se aplica a animales terrestres —normalmente vertebrados: mamíferos, aves y reptiles—, pues, a pesar de que podría aplicarse a los animales marinos, estos entran en otra categoría, la de pescado, especialmente los peces —los crustáceos, moluscos y otros grupos suelen recibir el nombre de marisco—. más allá de su clasificación biológica, otros animales, como los mamíferos marinos, se han considerado a veces carne y a veces pescado. en algunas regiones, la carne humana también puede adquirir esta denominación.

    desde el punto de vista nutricional, la carne es una fuente habitual de proteínas, grasas y minerales en la dieta humana. de todos los alimentos que se obtienen de los animales y plantas, la carne es el que mayores valoraciones y apreciaciones alcanza en los mercados y, paradójicamente, también es uno de los alimentos más evitados y que más polémicas suscita.[4]​ los animales que se alimentan exclusivamente de carne se llaman carnívoros, mientras que aquellos que se alimentan solamente de plantas, herbívoros. las plantas que se alimentan de insectos y otros animales se llaman igualmente carnívoras (a pesar de su entomofagia). los que comen carne de presas matadas por ellos mismos se denominan depredadores y los que la obtienen de animales ya muertos se llaman carroñeros.

    la mayor parte de la carne de consumo para los seres humanos proviene de los mamíferos, habitualmente conocida como carne roja[6]​el consumo de carne está creciendo de forma global en consonancia con el incremento de la población mundial, siendo los países en vías de desarrollo los que poseen un mayor ratio de crecimiento, lo que implica que en unos años se necesitarán soluciones para satisfacer la creciente demanda de este alimento.

  • historia
  • características
  • carnes
  • carne de caza
  • procesado de las carnes
  • tipos de carnes
  • posturas sociales
  • efectos sobre la salud
  • cocinado de la carne
  • conserva y almacenamiento
  • consumo mundial de carne
  • tendencias futuras
  • carne en las artes
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Mezclas de diversas carnes: bovina, porcina y de pollo.
La demanda de carne del mundo desarrollado está no satisfecha.[1]
La demanda del mundo en desarrollo aumenta notablemente.[2]
Una hamburguesa de carne roja.
Venta de carne en un mercado londinense.
Charqui de carne de cordero en la Quebrada del Toro, Salta, Argentina.

La carne es el tejido animal, principalmente muscular, que se consume como alimento.[3]​Se trata de una clasificación coloquial y comercial que solo se aplica a animales terrestres —normalmente vertebrados: mamíferos, aves y reptiles—, pues, a pesar de que podría aplicarse a los animales marinos, estos entran en otra categoría, la de pescado, especialmente los peces —los crustáceos, moluscos y otros grupos suelen recibir el nombre de marisco—. Más allá de su clasificación biológica, otros animales, como los mamíferos marinos, se han considerado a veces carne y a veces pescado. En algunas regiones, la carne humana también puede adquirir esta denominación.

Desde el punto de vista nutricional, la carne es una fuente habitual de proteínas, grasas y minerales en la dieta humana. De todos los alimentos que se obtienen de los animales y plantas, la carne es el que mayores valoraciones y apreciaciones alcanza en los mercados y, paradójicamente, también es uno de los alimentos más evitados y que más polémicas suscita.[4]​ Los animales que se alimentan exclusivamente de carne se llaman carnívoros, mientras que aquellos que se alimentan solamente de plantas, herbívoros. Las plantas que se alimentan de insectos y otros animales se llaman igualmente carnívoras (a pesar de su entomofagia). Los que comen carne de presas matadas por ellos mismos se denominan depredadores y los que la obtienen de animales ya muertos se llaman carroñeros.

La mayor parte de la carne de consumo para los seres humanos proviene de los mamíferos, habitualmente conocida como carne roja[6]​El consumo de carne está creciendo de forma global en consonancia con el incremento de la población mundial, siendo los países en vías de desarrollo los que poseen un mayor ratio de crecimiento, lo que implica que en unos años se necesitarán soluciones para satisfacer la creciente demanda de este alimento.