Cámbium

Cámbium en un tronco

En botánica, el cambium es un tejido vegetal meristemático específico de las plantas leñosas, situado entre la corteza y el leño,[1]​compuesto normalmente por una capa única de células embrionarias y también de felogeno

El cambium vascular es un meristema lateral del tejido vascular de las plantas.[3]

Características

Cada año el cambium origina dos capas de células adultas. La primera, hacia el interior, es de leño (xilema); éstas son las que forman la madera y se reconocen luego como anillos de crecimiento. La segunda, hacia afuera, es otro tipo de tejido el floema, que transporta savia elaborada en dirección a las raíces.

El cambium es un meristemo primario remanente, formado por un rastro de células embrionarias derivadas del meristemo apical. Éste, situado en el extremo de crecimiento, deja detrás de él además tejidos adultos. El cambium es responsable del crecimiento secundario en grosor de los tallos, es un meristemo secundario, formado por células adultas que vuelven a recuperar su carácter meristemático.

El cambium vascular consiste en dos tipos de células:

  • Iniciales fusiformes (células altas, axialmente orientadas)
  • Iniciales radiales (células casi isodiamétricas - más pequeñas y de formas angulares)