Anarquía en relaciones internacionales

  • la anarquía en relaciones internacionales es una teoría de las relaciones internacionales que describe que el sistema mundial carece de autoridades o jurisdicciones globales obligatorias: no existe una soberanía universal o un gobierno mundial. no hay, pues, un poder coercitivo jerárquicamente superior que pueda resolver las controversias del sistema exterior similar al que existe en el plano doméstico.

    "es evidente que los estados soberanos en sus mutuas relaciones no están sujetos a la autoridad de un gobierno común."[1]

    los científicos políticos no utilizan el término "anarquía" para significar un mundo en caos, de desorden, o en conflicto. simplemente refleja el orden del sistema internacional: estados independientes, sin autoridad central por encima de ellos. esto en analogía, aunque en el contexto de una naturaleza completamente distinta, al concepto político de anarquía (de individuos soberanos).

    "en estos asuntos no se puede plantear consideraciones morales o religiosas: la estrategia es sobrevivir como entidad política y adquirir poder para que ningún otro estado se convierta en una amenaza potencial para la seguridad propia. en este esquema no existe tal cosa como un vacío de poder; si alguien no lo ejerce otro más lo hará"[2]

  • modelo hobbesiano
  • anarquía como base de las teorías
  • referencias
  • enlaces externos

La anarquía en relaciones internacionales es una teoría de las relaciones internacionales que describe que el sistema mundial carece de autoridades o jurisdicciones globales obligatorias: no existe una soberanía universal o un gobierno mundial. No hay, pues, un poder coercitivo jerárquicamente superior que pueda resolver las controversias del sistema exterior similar al que existe en el plano doméstico.

"Es evidente que los Estados soberanos en sus mutuas relaciones no están sujetos a la autoridad de un gobierno común."[1]

Los científicos políticos no utilizan el término "anarquía" para significar un mundo en caos, de desorden, o en conflicto. Simplemente refleja el orden del sistema internacional: Estados independientes, sin autoridad central por encima de ellos. Esto en analogía, aunque en el contexto de una naturaleza completamente distinta, al concepto político de anarquía (de individuos soberanos).

"En estos asuntos no se puede plantear consideraciones morales o religiosas: la estrategia es sobrevivir como entidad política y adquirir poder para que ningún otro Estado se convierta en una amenaza potencial para la seguridad propia. En este esquema no existe tal cosa como un vacío de poder; si alguien no lo ejerce otro más lo hará"[2]